Policiales
Martes 06 de Junio de 2017

Comenzó un juicio oral por un robo en Totoras

Tres cordobeses acusados de robar el año pasado en una casa de Totoras comenzaron a ser juzgados ayer en los Tribunales provinciales de Cañada de Gómez. El hecho que les atribuyen ocurrió en julio del año pasado y los acusados fueron detenidos luego de una persecución por rutas y caminos rurales en inmediaciones de San Genaro.

Fuentes judiciales confirmaron ayer el inicio del juicio oral contra Brandon Daniel Arce, de 21 años; Adrián Ezequiel Vallejos, de 28, y Ramón del Valle Suárez, de 28. La fiscal cañadense Ana Graciela Tulian los acusó como autores del delito de robo agravado por escalamiento y pidió cinco años de prisión efectiva para el primero y seis para los otros dos. El debate se realiza ante el tribunal unipersonal conformado por el juez penal de primera instancia Ignacio Vacca. La defensa es ejercida por los abogados Luis y Angelo Rossini.

El robo por el que se los acusa a los tres cordobeses ocurrió cerca de las 13.30 del 29 de julio de 2016 en una casa de Mitre al 800 de Totoras. Allí llegaron tres hombres en un auto negro, ingresaron al domicilio en cuestión y huyeron con elementos de valor en el mismo vehículo.

Al conocerse lo ocurrido la policía orquestó ese mismo día un operativo cerrojo en la zona, con la participación de efectivos de Totoras, Monje y San Genaro, con la intención de cerrarles el paso a los ladrones. Así se montó un retén de control vehicular sobre la ruta 34 en el que se llegó a formar una fila de camiones. En ese marco, un Citroën C3 negro se salió de la hilera y comenzó a circular en contramano a gran velocidad contra el lugar donde estaban los efectivos.

Aunque no hubo heridos, el auto chocó contra una camioneta que intentó evitar la fuga. Así se originó una persecución en la cual los delincuentes comenzaron a arrojar elementos presuntamente sustraídos en la casa. Los policías los siguieron por la ruta 34 hasta ingresar a la ciudad de San Genaro, donde tomaron por un camino rural y llegaron al cruce de la ruta provincial 65 donde el auto fue alcanzado por una bala policial en uno de los neumáticos.

En poder de los sospechosos se secuestró el auto, una réplica de pistola de aire comprimido, celulares, mapas de rutas, herramientas y elementos de interés para la investigación. Días después quedaron con prisión preventiva y ayer comenzaron a ser juzgados.

Comentarios