Policiales
Domingo 29 de Enero de 2017

Chocó una casa en un auto robado, se tiroteó con la policía y terminó volcando

Fuentes policiales lo identificaron como Ricardo Emanuel M., de 27 años, quien quedó detenido a disposición de la Justicia en la comisaría 18ª.

Un hombre que circulaba en un auto robado protagonizó un hecho temerario sobre la medianoche del viernes. Mientras era perseguido por dos móviles del Comando Radioeléctrico embistió la pared y destrozó una habitación de una vivienda de la zona sudoeste, donde una mujer y su hija resultaron con lesiones leves. Sin embargo, esa colisión no detuvo al fugitivo, quien continuó con la huida a toda velocidad e intercambio de disparos hasta que terminó volcando el vehículo y fue detenido.

   Fuentes policiales lo identificaron como Ricardo Emanuel M., de 27 años, quien quedó detenido a disposición de la Justicia en la comisaría 18ª. En tanto, una mujer de 31 años y su hija de 5, se recuperaban ayer de los golpes sin necesidad de haber sido internadas.

Estruendo

Según fuentes policiales, Ricardo M. circulaba en un Toyota Camry blanco que había sido robado en la zona oeste de la ciudad. Los voceros consultados no pudieron precisar dónde fue avistado para el inicio de la persecución, sólo indicaron que circulaba a toda velocidad por Rouillón cuando al llegar a la esquina de esa avenida con Aborígenes Argentinos impactó la pared lateral de un comercio, en el que además viven sus propietarios, y destrozó la habitación principal.

   Se trata de una construcción de cuatro por cuatro en la que viven Víctor y su mujer Natalia, junto con su hija Melani de 5 años. La mitad de la casa está afectada a un almacén y quiosco, y el resto se reparte entre una cocina y habitación que hace las veces de casa.

   Pasadas las 23.30 del viernes escucharon un gran estruendo. No vieron nada, pero escucharon como su casa se venía abajo. "Estaba durmiendo a mi hija en el dormitorio cuando escuché un ruido y vi cómo un auto tumbaba una de las paredes. No hice tiempo a nada y los ladrillos se me vinieron encima. Yo estaba desesperado por saber dónde había quedado Melani y mi mujer estaba a los gritos", contaba ayer Víctor, aún sorprendido, mientras acomodaba ladrillos huecos.

   "Me quedé atendiendo a mi hija, que tenía un golpe en la frente y un hematoma. Entonces escuché varios tiros. No pude ver quién manejaba, tampoco si era uno solo. Por suerte la policía no le disparó cuando chocó contra la casa sino que esperó hasta que retrocedió y ahí le tiraron", continuó el relato Víctor, para agregar que luego del choque llegó al lugar una ambulancia que asistió a su mujer e hija. Médicos del Sies diagnosticaron traumatismos varios sin gravedad en el caso de la niña y a la madre traumatismos leves en miembro inferior izquierdo.

A los tiros

Vecinos contaron que luego del impacto el auto siguió su marcha, atravesó la canchita y continuó el escape. La persecución continuó por las calles interiores del barrio Toba hasta llegar a la zona de la Vía Honda, un extenso asentamiento que recorre bulevar Avellaneda desde el 3800 al 5200.

   El Toyota desembocó a la altura de Garibaldi y buscó huir por Avellaneda en dirección a Circunvalación. Pero a la altura del 4900, y ya rodeado por al menos cuatro móviles, el conductor perdió el control y terminó rozando una columna que le hizo volcar.

   El ladrón quedó atrapado dentro del auto y lo sacaron de allí los Bomberos Zapadores. El ladrón tenía lesiones leves en brazo izquierdo y quedó a disposición de la justicia en la seccional 18ª y la fiscalía de Flagrancia en turno. Los voceros consultados ayer no detallaron en qué circunstancias se produjo el robo del vehículo.

Comentarios