Marcos Cella
Lunes 06 de Febrero de 2017

Cella admite que escucha a Tubi que pide "tiempo" pero no al hablar de "desaparecer" testigo

El abogado Marcos Cella dijo que tiene miedo y analiza dejar la profesión.

El abogado penalista Marcos Cella habló hoy nuevamente para defenderse de las acusaciones en su contra por el caso que lo llevó a estar un día preso en la cárcel de Piñero. Salió en libertad bajo fianza. Ayer La Capital publicó una entrevista en exclusiva.
"En el fallo justificó que los fiscales me hayan detenido pero también dejó en claro que no hay pruebas para condena, eso es muy importante", explicó el abogado en declararaciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho.
Cella confirmó que analiza dejar la profesión: "Totalmente, porque tengo miedo. Me tiraron a un buzón, me estoy recuperando, retomando fuerzas. Tengo que ver que acciones tomo de acá en adelante, hay cosas de las que no se hablan".
Embed


Respecto a las escuchas indicó que "es clarísimo que el tipo baja la voz, yo le hablo encima, no hay dudas, él baja el tono de voz, nunca le siguo el hilo de la conversación, no lo escucho, sinceramente",
Sin embargo admitió que escucha la parte en la que "Tubi" le solicita suspender el reconocimiento. "Cuando pide tiempo para trabajar, eso sí , pero cuando habla de hacerlo desaparecer yo no lo escucho, ¿de qué me sirve a mi eso?", se preguntó y afirmó que "le pase algo al testigo no es bueno".
Cella aclaró que "si hubiese escuchado le hubiera recomendado que no lo haga, de ninguna manera podría hacer una cosa así", e incluso indicó que es usual que los defendidos "pidan tiempo para el reconocimiento, para ganar tiempo, porque quieren ver si engordan, si se afeitan, cosas así".
En tanto aclaró que ya no hablará más sobre el tema, y de ahora en adelante lo hará su abogado defensor Carlos Edwards. Además indicó que no tiene vínculo con el delito. "A lo mejor se confunde porque se puede lograr el éxito en alguna condena de una persona en conflicto con la ley penal, y eso puede irritar a la gente común", aclaró para asegurar: "Tengo la conciencia tranquila".
Cella está imputado por el crimen de Lorena Ojeda, quien falleció el pasado 17 de enero. Según la teoría de la fiscalía, la chica de 16 años fue baleada erróneamente por orden de un cliente de Cella, Rubén "Tubi" Segovia, que había mandado a matar a la hermana de la víctima para evitar que ésta lo señalara en una rueda de testigos. La prueba contra el abogado se sustenta en escuchas en las que Tubi le pide que demore esa rueda de reconocimiento para así tener tiempo de eliminar a la testigo.

Comentarios