Policiales
Miércoles 19 de Julio de 2017

Cejas, por su decisión, tenía el nivel más bajo de protección y custodia

Pablo Cejas estaba bajo el "Programa de Protección de Testigos y Querellantes" de la provincia de Santa Fe según indicó ayer en conferencia de prensa el Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro. ¿Cómo fue que en esa circunstancia, entonces, no se haya evitado el ataque letal contra su vida? El propio ministro indicó que por decisión firmada el policía había requerido una custodia esporádica que implicara flexibilidad en sus movimientos. Incluso, confirmó que el último contacto del Programa con Cejas fue, según fuentes del gobierno, el lunes a las 21.20 con un llamado telefónico en el cual el policía reportó encontrarse sin problemas. Dos horas después lo matarían.

Fuentes del área de Protección de Testigos señalaron que existen tres niveles de seguridad para quienes están bajo este resguardo. Pero destacaron que la condición fundamental del servicio es el consentimiento de parte de la persona bajo custodia. "A la persona se le presta una vigilancia según el nivel de protección que requiera pero se le hace saber cuáles son las conductas que no debe asumir a fin de no quedar en situación vulnerable. Porque si las asume voluntariamente el riesgo se incrementa".

Tres niveles

El mayor nivel de protección se denomina de "alta seguridad". Este nivel consiste en la instalación de un móvil o patrulla fija frente al domicilio de la persona bajo resguardo con equipo de traslados en circunstancias en las que se ejerció violencia pura contra ella. Un ejemplo es la que se presta a Cristian D'Amico, el vicepresidente de Newell's cuya camioneta fue acribillada a balazos cuando iba manejando en noviembre pasado.

Otro nivel es la protección llamada de "seguridad media", en la que son custodiadas por ejemplo testigos de causas sensibles como homicidios. Esta prestación se basa en acompañamientos activos y en traslados sin servicio de móvil fijo pero con prestación de servicios encubiertos de custodia.

Un tercer nivel es el de "baja seguridad", en el que se encontraba Pablo Cejas, quien había interrumpido sus apariciones públicas con denuncias y retornado al servicio policial activo en el D3 de la Unidad Regional I. "Su custodia nunca fue de alta seguridad pero sí había acompañamientos activos", dijo una fuente encargada de la diagramación de su custodia.

"La última llamada del Programa se concretó a las 21.20 y dijo estar sin novedad. Antes, una patrulla de calle tomó contacto con él. Pero lamentablemente y en un sentido objetivo él rompió una regla de seguridad. El tenía claro qué cosas no podía hacer. Una persona amenazada no debía caminar voluntariamente y en soledad hacia una zona como Villa Yapeyú a las 23 horas. Eso sabía que no debía hacerlo. Los programas de protección no son infalibles. Se aumentan las protecciones para minimizar los riesgos y niveles de exposición. Pero las personas bajo cuidado no están privadas de libertad y toman decisiones".

Comentarios