Policiales
Jueves 28 de Septiembre de 2017

Cae un prófugo por el crimen de su yerno y por millonario atraco

Un hombre de 37 años que estaba prófugo por matar a su yerno hace cuatro meses fue arrestado ayer sospechado de otro hecho: el atraco a un empresario frigorífico al que le robaron 1.400.000 pesos que iba a depositar a un banco del macrocentro. Se trata de Miguel Angel R., apodado "Paco", quien fue atrapado por la Policía de Investigaciones (PDI) en la zona oeste.

Un hombre de 37 años que estaba prófugo por matar a su yerno hace cuatro meses fue arrestado ayer sospechado de otro hecho: el atraco a un empresario frigorífico al que le robaron 1.400.000 pesos que iba a depositar a un banco del macrocentro. Se trata de Miguel Angel R., apodado "Paco", quien fue atrapado por la Policía de Investigaciones (PDI) en la zona oeste.

Para los investigadores, mientras estaba prófugo por el crimen de Iván Aldo Jesús Fernández, Paco R. fue uno de los ladrones que el 23 de junio último asaltaron a Osvaldo B. cuando éste llegaba en su camioneta a un estacionamiento.

Tiros y billetes

Iván Fernández tenía 22 años y un hijo pequeño con su pareja Mica, de 18 e hija de Paco R. La madrugada del martes 23 de mayo la pareja discutió en su precaria vivienda de Convención al 3700, en Villa Manuelita, disputa que se terminó con la irrupción del padre de la chica. Según contaron entonces en el barrio, Paco "se la tenía jurada" al yerno y apenas apareció en escena desenfundó una pistola 9 milímetros y le advirtió: "Te mato".

Testigos dijeron que Iván corrió por el pasillo mientras su suegro lo perseguía gritando y a los tiros. "Cayó a unos 30 metros de la casa, lo mató como a un perro", contó uno. "Paco le decía a la madre de Iván que juntara plata para un cajón. El no lo quería", relató una vecina.

Familiares llevaron al joven hasta el Hospital Provincial, donde llegó muerto con ocho balas en la espalda. Desde entonces Paco, que según se apuntó esa vez tenía un pedido de captura de un juzgado de Ejecución desde 2015, estuvo prófugo como sospechoso del crimen.

En ese lapso, según voceros de la PDI, el hombre también estuvo involucrado en un suculento golpe perpetrado exactamente un mes después en el macrocentro rosarino. Fue el 23 de junio, minutos antes de las 15, cuando Osvaldo B. llegó en su Toyota Hilux negra a un estacionamiento de Pellegrini al 1400.

El empresario santafesino, representante de frigoríficos, acomodó su chata y salió sin percatarse de que tres hombres bajaban de un Volkswagen Voyage e iban directamente hacia él. Según se indicóentonces, los hampones lo tomaron por el cuello y lo tiraron al piso mientras lo amenazaban con un arma.

En menos de dos minutos los ladrones metieron a la víctima en su camioneta, le arrebataron el maletín y salieron a pie por otro acceso a la cochera, por Corrientes, donde se presume que los esperaba un cómplice en un vehículo para huir.

Los pesquisas calcularon el botín en 1.400.000 pesos y estimaron que, por el monto robado y su ejecución, el golpe fue muy bien planificado.

Por la calle

Mientras investigaba el atraco, la PDI ubicó a Paco como uno de los presuntos ladrones. Así se supo que el hombre además estaba prófugo por el crimen de su yerno. Y días atrás se estableció que "se estaría aguantando en Felipe Moré y Ocampo", según apuntó un pesquisa.

Así, se hizo una serie de vigilancias discretas en la zona durante diversos días y en diferentes horarios hasta que ayer se decidió identificar a un hombre que caminaba por Ocampo al 5100 cuya descripción coincidía con el sospechoso.

Luego de responder con evasivas, el transeúnte se identificó como Miguel Angel R. y así quedó detenido a disposición de la Justicia.

Comentarios