oscuro ataque en barrio agote
Jueves 06 de Octubre de 2016

Balearon por la espalda a un muchacho que caminaba junto a su padre

En un oscuro episodio que es investigado por la policía, un muchacho de 19 años que caminaba junto a su padre por inmediaciones de Constitución al 600 fue baleado al filo de la medianoche del martes. Alberto Ezequiel C. recibió una herida de bala que le ingresó por la espalda y le salió por el cuello. Una ambulancia del Sies lo asistió y lo trasladó al Hospital de Emergencia Clemente Alvarez donde quedó internado en estado reservado. "Yo me estaba por acostar, serían la 0.30, cuando escuché un estruendo y después los gritos de un hombre que corría y pedía una ambulancia. El hombre le decía al muchacho que se levantara. Y después le preguntaba dónde le había dado el balazo", rememoró una vecina del barrio Agote.

En un oscuro episodio que es investigado por la policía, un muchacho de 19 años que caminaba junto a su padre por inmediaciones de Constitución al 600 fue baleado al filo de la medianoche del martes. Alberto Ezequiel C. recibió una herida de bala que le ingresó por la espalda y le salió por el cuello. Una ambulancia del Sies lo asistió y lo trasladó al Hospital de Emergencia Clemente Alvarez donde quedó internado en estado reservado. "Yo me estaba por acostar, serían la 0.30, cuando escuché un estruendo y después los gritos de un hombre que corría y pedía una ambulancia. El hombre le decía al muchacho que se levantara. Y después le preguntaba dónde le había dado el balazo", rememoró una vecina del barrio Agote.

Recién había pasado la medianoche cuando los vecinos de Constitución al 600, a escasos 50 metros de la Estación Terminal de Omnibus "Mariano Moreno" se sobresaltaron por una detonación y los gritos desesperados de un hombre pidiendo ayuda. Mientras comenzaban a caer las primera gotas de la tormenta Alberto Ezequiel C. y su padre caminaban por Constitución, entre San Lorenzo y Santa Fe, en sentido norte-sur. Fue entonces que Alberto fue atacado por la espalda en cercanías del portón de ingreso a la panadería "La Virtud", ubicada a mitad de cuadra. "Cuando escuchamos la detonación quedó claro que era un balazo. Los primeros que se asomaron para asistir fueron los muchachos de la panadería, que a esa hora ya estaban trabajando. El cuerpo del muchacho quedó tirado con la mitad sobre el pavimento y la otra sobre la vereda. Sangraba muchísimo", relató una doña de la cuadra.

Versiones disímiles. En principio los investigadores dejaron trascender que el herido alcanzó a decir que había sido herido por parte de un hombre que se desplazaba a pie y que tras quitarle su gorra le disparó. También se indicó que el herido era un joven "en situación de calle". "Mirá, daban la sensación de ser personas que volvían de trabajar, no de ser gente de la calle. El padre llevaba puesta una mochila. Puede que se trate de gente que va a pedir a la panadería de noche, pero la verdad es que no sé", refirió otra vecina de la zona ante la consulta de este diario. Las mujeres consultadas indicaron que tras los balazos escucharon la aceleración del motor de un auto. Otro vecino afirmó que los agresores circulaban en moto.

"Esta zona es un desastre. A la noche tenés las chicas (prostitutas) que se pelean con los clientes a los gritos, los borrachos y los trasnochados, los tipos en situación de calle que pelean por los lugares para dormir. ¿Qué te puede asombrar que le hayan pegado un balazo por la espalda a alguien?", se planteó otra vecina. El caso es investigado por la Fiscalía de Flagrancia en turno y la seccional 7ª con jurisdicción en la zona.

Comentarios