Violencia
Martes 03 de Enero de 2017

Balean a una mujer y a su hija y sospechan que se trataría de una venganza

El ataque a tiros fue cometido esta mañana en Mar del Plata cuando ambas víctimas, de 33 y 9 años, caminaban por la playa. Hay un expolicía en la mira.

Una mujer y su hija de 9 años fueron baleadas en las piernas desde una camioneta cuando caminaban este martes por la costa, cerca del destacamento Camet, en Mar del Plata.
El ataque tuvo lugar esta mañana cuando la mujer y la niña caminaban a la altura de la calle Beltrán, en un episodio confuso cuyo móvil los investigadores tratan de establecer pero que podría tener relación con una venganza.
La víctima, Alicia Mambreani, de 33 años, es oriunda de Viedma y su hija de solo 9 se llama Corina Dalma, según informaron medios marplatenses.
De acuerdo con esa información, Mambreani sería pareja del expolicía Iván Becerra, quien integró un grupo de presos que se fugó el año pasado de la cárcel de Viedma.
Becerra se encontraba detenido en el marco de la investigación por un incendio ocurrido el 26 de julio de 2015, cuando desconocidos accedieron al edificio del Poder Judicial de Río Negro, en Laprida 292 de Viedma, para luego ingresar a las dependencias del Juzgado de Instrucción N° 4, del tercer nivel, rociar con combustible las instalaciones y prenderlas fuego.
Escapó del penal de Viedma el 6 de octubre último junto a otros dos presos, Fernando Javier Busto y Lucas Ezequiel Giménez Pazos, quien fue recapturado hace unos días en la cercana localidad balnearia de Miramar.
Según se pudo establecer, la mujer llegó en los últimos días a Mar del Plata para celebrar el Año Nuevo y se alojó en una casa de Los Talas al 3200, donde vive una amiga de nombre Laura, cuyo concubino cuenta con antecedentes policiales por robos, abuso de armas y otros delitos.
Tras surgir estos elementos en la investigación, la policía no descarta que el móvil del ataque pueda tener relación con una venganza o ajuste de cuentas, al tiempo que considera posible que Becerra se encuentre en la zona.
Mambreani sufrió dos impactos de bala: uno en el muslo de la pierna derecha, con orificio de entrada y salida, y el otro en el tobillo izquierdo, con el proyectil aún alojado.
Tras recibir el alta se dirigió al Materno Infantil donde su ehija quedó internada con una herida por encima de la rodilla derecha, con orificio de entrada y salida.
Un amigo las llevó al hospital 40 minutos después del ataque, y los investigadores intentan precisar si el hecho se produjo realmente donde la mujer declaró ante la policía.
Según ese relato, entre las 7 y las 8 de esta mañana salió con su hija a caminar por la costa en la zona de Camet.
Fue en ese momento que vio pasar un auto, oyó seis disparos y sintió impactos de bala en una pierna.
Lo cierto es que lo primero que hizo la mujer fue llamar a su amiga, que a su vez se comunicó con otro amigo, quien las recogió 40 minutos después del hecho y las trasladó al Hospital Materno Infantil, contaron los investigadores.
Sin embargo, según dijo el fiscal Fernando Castro a un canal de cable, "la mujer no recuerda el auto ni el color", sino que sólo vio pasar un vehículo y sintió los impactos.
Castro adelantó que está buscando testigos para establecer cómo sucedió el hecho, ya que resulta sugestivo que dos personas heridas de bala no hayan sido asistidas por nadie durante esos 40 minutos ni que se recibiera ningún llamado de alerta en el 911.
También solicitó las imágenes de las cámaras de seguridad que hay en la zona y en principio no se observaría nada anormal.

Comentarios