Policiales
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Balean a un policía que investigaba un descampado donde arrojan autopartes

El sábado a la noche dos suboficiales de la PDI hallaron piezas de autos en una zona rural cuando les dispararon desde dos motos. Uno fue herido

Un suboficial de la Policía de Investigaciones (PDI) de 27 años fue baleado por desconocidos la noche del sábado mientras inspeccionaba un descampado de la zona sudoeste donde al parecer se dejaban abandonadas autopartes. Según la información preliminar, al encontrar pedazos de un vehículo el uniformado —estaba con una compañera que no disparó— intercambió disparos con al menos tres personas que aparecieron en el lugar a bordo de dos motos y en esas circunstancias resultó herido, al parecer por un proyectil que atravesó el móvil policial.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron que el uniformado, Nelson E., permanecía anoche internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde se encontraba estable luego de ser operado a raíz de una herida de arma de fuego en la zona lumbar, cerca de un riñón. El hecho es investigado por el fiscal de Homicidios Miguel Moreno, quien ordenó medidas que hasta ayer se mantenían en reserva.

Descampado

Fuentes policiales señalaron que el incidente ocurrió la noche del sábado, alrededor de las 21, en un terreno en inmediaciones de avenida del Rosario al 6400, un sector rural de la zona sudoeste de la ciudad. Allí se encontraban Nelson E. y una compañera en un móvil no identificable de la PDI inspeccionando un sector donde tenían conocimiento de que se suelen dejar autopartes de dudosa procedencia.

En ese predio los policías llegaron a observar, abandonada en una especie de sendero de tierra entre unos cañaverales, lo que parecía ser la parte frontal de un auto, en principio un Chevrolet Corsa verde. Los efectivos decidieron ingresar por ese sendero y entonces comenzaron a ver distintos pedazos de vehículos así como cubiertas tiradas entre los pastizales.

Según el relato de la compañera de Nelson E., los policías decidieron estacionar el móvil y entonces el suboficial de 27 años, que iba sentando en el lado del acompañante, bajó a verificar los guarismos de la autoparte.

Fue en ese instante, según esta versión, que los policías comenzaron a escuchar ruidos de motos que mezclaban explosiones de los caños de escape con lo que parecían ser disparos de arma de fuego.

Al divisar luces que parecían ser de motocicletas, el suboficial efectuó dos o tres disparos con su arma reglamentaria y volvió a subir al móvil policial. Pero las detonaciones continuaron y en ese marco los policías vieron pasar delante de ellos dos motos de mediana cilindrada —una parecía ser una CG 125 color oscuro— en la que se trasladaban dos personas en una y una en la restante, de las cuales no pudieron aportar descripciones sobre sus características físicas ni sobre las vestimentas.

Los PDI salieron a perseguirlos por el descampado pero enseguida E. le comunicó a su compañera que había recibido un balazo en el costado derecho de la espalda.

La suboficial decidió llevarlo al hospital más cercano, el Roque Sáenz Peña, donde le practicaron las primeras curaciones y lo derivaron al Heca. En este nosocomio le diagnosticaron que tenía una herida de arma de fuego en la zona lumbar por la cual lo pasaron a quirófano para cirugía.

Atravesó los asientos

En ese lapso se estableció que el móvil en el que iban los suboficiales de la PDI presentaba un balazo con orificio de entrada en el baúl y que había traspasado el asiento trasero y el delantero del lado del acompañante, por lo que se presume que ese proyectil fue el que hirió a E.

Las primeras actuaciones fueron comunicadas por la PDI al fiscal de Flagrancia en turno, Nicolás Foppiani, quien las trasladó a su par de Homicidios Moreno, quien ordenó practicar las diligencias de rigor para iniciar la investigación. Entonces llegó al descampado personal del gabinete criminalístico de la PDI, quienes examinaron el descampado y luego el móvil que había sido baleado. Fuentes policiales detallaron que en ese marco también serán peritadas las armas de los suboficiales que participaron del incidente.

Comentarios