Policiales
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Atraparon a una joven que era buscada por dos homicidios y un robo

Macarena Ursula Sánchez, de 25 años y conocida como "La Maca", quien estaba prófuga desde 2014 acusada de matar de un tiro a su pareja en un conventillo del barrio porteño de La Boca por cuestiones de narcotráfico fue detenida en la localidad jujueña de San Pedro por detectives de Homicidios de la Policía Federal.

Macarena Ursula Sánchez, de 25 años y conocida como "La Maca", quien estaba prófuga desde 2014 acusada de matar de un tiro a su pareja en un conventillo del barrio porteño de La Boca por cuestiones de narcotráfico fue detenida en la localidad jujueña de San Pedro por detectives de Homicidios de la Policía Federal. Allí, la sospechosa fue localizada tras tareas de inteligencia y de seguimiento donde vivía con sus hijas y su madre.

La joven mujer contaba con tres pedidos de captura: uno del juzgado Correccional y Criminal 20 porteño por el crimen en La Boca; otro del Tribunal Oral en lo Criminal 7 de Lomas de Zamora por otro homicidio que le valió usar una tobillera de rastreo satelital; y el tercero, del Tribunal Oral en lo Criminal 26 porteño por un robo agravado por el uso de armas.

En un conventillo

La causa que llevó a la detención de Sánchez se inició el 5 de enero de 2014 en un conventillo de Vespucio 183, a nueve cuadras de la cancha de Boca Juniors. Allí, pasadas las 22, fue asesinado Ricardo Martín Castro, de 21 años, quien cayó en uno de los pasillos del lugar con un balazo en el pecho.

La investigación fue encabezada por la fiscal Paula Asaro, quien junto a detectives de Homicidios de la Policía Federal orientaron la pesquisa hacia el narcotráfico ya que los testimonios indicaban que la víctima, apodada "Perú", vendía cocaína y pasta base y que la principal sospechosa era su propia pareja, "La Maca", también vinculada a esa actividad.

Según los testigos, Castro solía estar armado e incluso le dijo a un vecino que tenía que matar a "un tal Moco" porque "le había faltado el respeto a Macarena", aunque la investigación después corroboró que también tenía conflictos con su pareja. Y antes de ser asesinado Castro dijo a algunos allegados que si a él le pasaba algo buscaran a Macarena porque ella "sabe todo".

"El día del crimen Castro tenía una reunión en el conventillo con las dos mujeres que eran sus proveedoras. Una de ellas era «La Maca» y la otra, una inquilina del lugar", dijo una fuente policial. Durante esa reunión "La Maca" estaba bajo los efectos de la droga y discutió con Castro en un pasillo, le disparó y los vecinos la vieron huir con un arma en las manos.

La fiscal Asaro y los policías de Homicidios también determinaron que al momento del crimen de Castro, "La Maca" tenía colocada una tobillera electrónica porque cumplía una sentencia por un homicidio cometido en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

Los investigadores allanaron la casa en la que Castro y Sánchez convivían, a ocho cuadras del conventillo y a tan sólo 50 metros de La Bombonera, pero "La Maca" ya se había fugado y deshecho de la pulsera electrónica que monitoreaba sus movimientos.

"La Maca" proveía de droga para la venta a su pareja y, tras matarlo, se deshizo de la tobillera de monitoreo que usaba

Comentarios