Policiales
Lunes 10 de Abril de 2017

Asesinan a un motociclista con disparos efectuados desde dos vehículos

Ayer a la madrugada Roque Aguirre fue hallado muerto de un balazo en el abdomen en Bermúdez al 6500. Tenía 44 años

Un hombre de 44 años fue asesinado ayer en el barrio Roque Sáenz Peña, en el extremo sur de Rosario, al recibir un disparo de arma de fuego en el abdomen mientras se desplazaba en una moto y fue atacado por personas desconocidas que se movilizaban en un auto blanco y otra motocicleta. La víctima vivía a dos cuadras de donde le quitaron la vida.

Alrededor de la una de la madrugada de ayer caía una leve llovizna que se intercalaba con chaparrones más fuertes cuando los estampidos secos de al menos dos detonaciones de arma de fuego retumbaron en las paredes de las viviendas ubicadas sobre Bermúdez al 6500 y exaltaron a los vecinos de la cuadra. A los pocos minutos llegó al lugar una patrulla del Comando Radioeléctrico y personal de la subcomisaría 20ª, quienes encontraron herido a un hombre que estaba tirado en la vereda de casi en la esquina de esa calle con Boquerón. A su lado había una moto marca Motomel de 150 centímetros cúbicos dominio 810 AUP.

Según la información preliminar e, hombre fue arrinconado junto al alambrado de la línea de edificación de una casa donde, paradójicamente, cayó a centímetros de una gruta de hormigón blanqueada a la cal que alberga la imagen de una virgen. Ayer todavía flameaban las cintas de precaución que puso la policía para acordonar la zona.

Tras la intervención de los uniformados se convocó de urgencia a una ambulancia del Sies que trasladó a la víctima al Hospital Roque Sáenz Peña, donde los médicos constataron que había fallecido producto de una herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida que le afecto distintos órganos tras ingresarle por el sector torácico abdominal.

Un vecino

La víctima fue identificada como Roque Aguirre, de 44 años, con domicilio en calle 529 (ex Guillermo Tell) al 600, zona también conocida como barrio Magnano, que tiene cuadras irregulares casi pegadas a la Circunvalación. Según voceros allegados al caso, la casa de Aguirre está a dos cuadras de donde lo mataron.

Según voceros judiciales y policiales, los agresores no pudieron ser identificados. Tampoco hubo testigos que aportaran información sobre posibles móviles o la mecánica del hecho.

Una vecina entrevistada por el personal policial indicó que escuchó varios detonaciones que se asemejaban a disparos y cuando se asomó a la vereda de su casa observó un auto blanco y una motocicleta, que podría ser 110 centímetros cúbicos mientras escapaban del lugar.

El caso quedó en manos del fiscal de Homicidios Miguel Moreno, quien comisionó a la escena del crimen a la brigada de homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) para realizar las averiguaciones de rigor.

En ese sentido, al cierre de esta edición se aguardaba el resultado de la autopsia y otras pericias del gabinete criminalístico, datos que permitirían tener una aproximación al calibre del proyectil utilizado en el ataque.

Sin embargo, al cierre de esta edición no se había identificado a sospechosos ni probables autores aunque se ordenaron medidas bajo reserva tendientes a recoger información de interés para encaminar la pesquisa y esclarecer el homicidio de Aguirre.

Comentarios