Policiales
Martes 17 de Enero de 2017

Asesinan a un jubilado de 87 años y apresan a adolescentes

Un jubilado de 87 años fue asesinado a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Villa Ballester (partido de San Martín) y como presunto autor del ataque fue demorado un adolescente de 14 años al que el anciano ya había denunciado y otros tres sospechosos, uno de ellos un chico de 16. El hecho ocurrió el sábado en el domicilio de Francisco Vázquez, que fue hallado por una vecina inconsciente, con lesiones en la cabeza y en el rostro.

Un jubilado de 87 años fue asesinado a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Villa Ballester (partido de San Martín) y como presunto autor del ataque fue demorado un adolescente de 14 años al que el anciano ya había denunciado y otros tres sospechosos, uno de ellos un chico de 16. El hecho ocurrió el sábado en el domicilio de Francisco Vázquez, que fue hallado por una vecina inconsciente, con lesiones en la cabeza y en el rostro.

Según fuentes policiales, los sospechosos ingresaron el sábado a la madrugada a la modesta vivienda cercada por rejas y alambre de púas, con intenciones de robar. Tal vez creyeron que el anciano no estaba ya que el día anterior había sido internado por una descompensación.

Los pesquisas establecieron que tiempo atrás el jubilado había denunciado por amenazas y lesiones a un chico de 14 años que vivía en la casa lindera, por lo que se allanó su domicilio. Allí se hallaron prendas manchadas con sangre y una cédula de identidad de la víctima. Además los efectivos allanaron otra vivienda donde apresaron a tres personas: Elio Domínguez, de 44 años; Pablo López, de 41, y un adolescente de 16, quienes están sospechados como cómplices del hecho y tenían en su poder evidencia incriminatoria.

Los investigadores también trataban de establecer si éste último adolescente y otro joven, que también quedó bajo sospecha de haber participado en los hechos, son parientes de uno de los mayores detenidos, ya que tienen el mismo apellido.

Problemas

Un vecino de la víctima afirmó que Vázquez había tenido un problema con un vecino de al lado y, si bien no lo incriminó, sostuvo que en el barrio se decía que le había hecho una denuncia tras la cual el vecino lo había golpeado hace dos meses y lo había amenazado de muerte.

El hecho es investigado por la fiscalía Penal Juvenil de turno, a disposición de la cual están los cuatro acusados, que deberá resolver la situación de ellos en los próximos días.

Comentarios