Policiales
Martes 07 de Marzo de 2017

Asesinan a golpes a un hombre para robarle 60 pesos prestados

Un hombre de 60 años fue asesinado a golpes y su cuerpo apareció tirado en una zanja de una calle de tierra del barrio San Lorenzo, en la zona sudoeste de Santa Fe.

Un hombre de 60 años fue asesinado a golpes y su cuerpo apareció tirado en una zanja de una calle de tierra del barrio San Lorenzo, en la zona sudoeste de la ciudad de Santa Fe. La policía lo identificó como Luis Omar Sandoval, a quienes un grupo de vecinos halló sin vida en Roque Saénz Peña y Jujuy con la cabeza destrozada por golpes.

Sandoval era conocido en el barrio como "Chiquino" y sus vecinos dijeron que era "un hombre bueno, introvertido, que no molestaba y que jamás se metía con nadie". También contaron que la víctima "llevaba una vida por demás de tranquila junto a su esposa y de tanto en tanto hacía alguna changa como albañil".

Desconsuelo

"A mi viejo lo mataron. Y hace unos años, a mí me perforaron el abdomen con un destornillador para robarme el celular. También me quisieron ocupar la casa", dijo Jonatan, de 22 años e hijo de "Chiquino", en diálogo con el diario El Litoral de la capital provincial.

"Mi padre era un hombre bueno y sencillo. No fumaba, tampoco bebía ni se drogaba como lo hacen tantos de aquí", agregó el muchacho. Entre lágrimas relató que su padre tenía un solo "vicio". Los fines de semana le gustaba salir a caminar, lo hacía los sábados y los domingos. Y fue justamente anteanoche, en uno de esos paseos por el barrio, que lo mataron.

El muchacho también recordó que su padre fue encontrado "sin la billetera", y comentó: "Yo sé que un amigo le había prestado 60 pesos. Según me dijeron, a mi papá lo atacaron tres muchachos y seguro que se resistió. Entonces lo tumbaron al suelo y lo golpearon, le destrozaron la cabeza a patadas".

"Junto al cuerpo de papá se hallaron los documentos por eso estoy seguro que le revisaron los bolsillos, le sacaron esa platita y después los tiraron", agregó el joven.

Los vecinos de la zona alertaron de lo ocurrido a la policía y el médico policial diagnosticó que la causa de muerte fue "una fractura masofacial con hundimiento craneal" producida por golpes.

"Acá cuando sos honesto pones en riesgo tu vida", dijo Jonatan en otra parte de su relato con el diario santafesino. "Mi padre lo pagó con la vida y yo hace unos años estuve al borde cuando unos malandras me asaltaron y para robarme el celular me pegaron tres puntazos con un destornillador", recordó.

Jonatan tiene una beba de 6 meses y, según dijo, hace poco también la pasó muy mal con su esposa cuando un grupo de maleantes le quiso ocupar la casa. "Se me aparecían con armas de fuego y me decían que nos teníamos que ir, que le teníamos que dejar la casa porque sino la iban a incendiar".

"Yo sé que un amigo le había prestado 60 pesos y encontraron la billetera con los documentos pero sin plata", dijo el hijo

Comentarios