Policiales
Martes 01 de Agosto de 2017

Asesinan en Buenos Aires a un muchacho santafesino

Un joven de 24 años fue atacado de varias puñaladas y luego arrojado desde una camioneta en una calle del barrio porteño de Caballito.Fue identificadp como Osvaldo Martín Rodríguez, de 24 años, quien estaba domiciliado en ese barrio pero era de la ciudad de Arrufó, cerca de San Cristóbal.

Un joven de 24 años fue atacado de varias puñaladas y luego arrojado desde una camioneta en una calle del barrio porteño de Caballito.Fue identificadp como Osvaldo Martín Rodríguez, de 24 años, quien estaba domiciliado en ese barrio pero era de la ciudad de Arrufó, cerca de San Cristóbal.

Todo ocurrió alrededor de las 21.30 del domingo cuando un vecino llamó al 911 para informar que había algún tipo de altercado con los ocupantes de una camioneta Renault Kangoo blanca en la avenida Donato Alvarez al 400.

"El testigo cuenta que vio cómo subían por la fuerza a una personas dentro de la camioneta. Pensamos en principio que podía ser algún tipo de secuestro", dijo a Télam un jefe policial que trabaja en la causa.

Al lugar arribó un móvil de la comisaría 50 y allí se entrevistó con el hombre que había llamado al 911 para contar que vio los movimientos sospechosos en una camioneta Kangoo. Una pareja se acercó al lugar para informar que a la vuelta, sobre la calle Juan Felipe Aranguren al 1800, habían arrojado a una persona desde la Kangoo sospechosa.

Efectivos de la comisaría 50 y de la 13 se desplazaron a ese sitio y encontraron al joven apuñalado pero aún con vida, aunque a los pocos minutos, ya había fallecido. El médico que revisó Rodríguez vio a simple vista al menos seis puñaladas en la espalda, el tórax y otras zonas del cuerpo.

Rodríguez era vecino de la zona de Caballito, que fue identificado gracias a que entre sus pertenencias se halló su DNI y que, de acuerdo a las primeras averiguaciones, actualmente trabajaba en la venta de cosméticos por internet.

La madre de la víctima, Pamela Soto, es de Arrufó, en el departamento San Cristóbal, a 400 kilómetros de Rosario. Contó al canal TN que iba a viajar hacia Buenos Aires porque su padre la llamó a las 5 de la madrugada para contarle que Osvaldo había sido asesinado.

"No sé absolutamente nada. Mi hijo estuvo trabajando en una bicicletería y estaba estudiando para operador de sistemas de computación. La última vez que hablé fue el 17 de julio y le dije «te amo hijo, cuidate»", recordó Pamela entre lágrimas.

Comentarios