Policiales
Miércoles 08 de Marzo de 2017

Apresaron a un joven por el asesinato de un albañil tras una discusión

Desde el mismo momento en que Silvio Báez fue asesinado de un puntazo en el abdomen, la madrugada del sábado pasado en un playón deportivo del barrio Toba de Empalme Graneros...

Desde el mismo momento en que Silvio Báez fue asesinado de un puntazo en el abdomen, la madrugada del sábado pasado en un playón deportivo del barrio Toba de Empalme Graneros, los vecinos empezaron a decir a viva voz que el autor del hecho había sido Renzo, un joven que "tiene problemas con varios habitantes" de la humilde barriada y que suele resolver esos enfrentamientos con armas blancas. Siguiendo esa pista, ayer agentes de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) apresó al mencionado Renzo a sólo cien metros de donde ocurrió el homicidio del fin de semana.

De acuerdo a lo manifestado por el comisario Diego Sánchez, a cargo del área Homicidios de la PDI, Renzo C. fue apresado en la vía pública, más precisamente en Formosa al 700 bis, después de que opusiera una tenaz resistencia. Y por disposición de la fiscal Georgina Pairola, quedó detenido e incomunicado hasta que se realice la audiencia imputativa.

A Silvio Báez lo mataron de un certero puntazo en el abdomen la madrugada del sábado a escasos 100 metros de la subcomisaría 24ª. El hombre, de 48 años, fue atacado con un cuchillo en el ingreso del bloque de viviendas en el que residía y herido de muerte alcanzó a subir hasta la planta alta, donde cayó frente a la puerta del baño de su casa.

Desde Chaco

Báez y sus hermanos llegaron hace 30 años a Rosario desde Roque Sáenz Peña, en Chaco, y se afincaron en los terrenos ubicados al este de las vías, entre Juan José Paso, avenida Sabín y Génova, en donde nace Empalme Graneros. Hoy residen en los bloques de viviendas construidos por la Fundación Madres de Plaza de Mayo a través del luego fracasado Programa Sueños Compartidos, detrás de la subcomisaría 24ª.

Silvio residía junto a dos de sus hermanos en una vivienda del barrio Qom Lmac' Na Alhua, en Formosa 699 bis. No tenía pareja ni hijos y trabajab como albañil.

A las 2 del sábado, mientras junto a los hermanos que vivían con él miraban la final de un torneo de penales que se desarrollaba en el playón deportivo ubicado detrás de la subcomisaría 24ª, Silvio mantuvo un altercado con Renzo, un muchacho de 25 años al que todos mencionan como un soldadito que cuida un búnker de venta de drogas de la barriada. Lo que comenzó con insultos rápidamente pasó a la agresión física. Y Baéz recibió una estocada con un cuchillo en el abdomen.

"Por las manchas de sangre que había, a Silvio lo atacaron en la vereda de la casa. El llegó a entrar y subió hasta la planta alta. Ahí quedó tirado al lado de la puerta del baño", recordó Ofelia entre lágrimas y recuerdos. En tanto, un grupo de vecinos recordó que en septiembre del año pasado Renzo C. apuñaló a Rubén, otro de los hermanos de Silvio. "Este Renzo acá en el barrio tiene broncas con todos. Debe tener en los últimos años siete u ocho quilombos con apuñalados. Una vez, en una sóla noche apuñaló a tres pibes", explicó un vecino.

Ahora deberá dar cuenta del crimen ante la Justicia, desde donde sostuvieron que ya tiene varios antecedentes penales.

Comentarios