Policiales
Jueves 18 de Mayo de 2017

Apresaron a changarín por participar del crimen de un familiar

Un changarín de 29 años quedó acusado ayer como coautor del homicidio de Héctor Iván Torres, de 25 años, un ex convicto que a fines de octubre del año pasado fue asesinado a balazos tras una discusión con tres primos en el barrio San Francisquito. Por el hecho hay otros dos imputados, también familiares de la víctima.

Un changarín de 29 años quedó acusado ayer como coautor del homicidio de Héctor Iván Torres, de 25 años, un ex convicto que a fines de octubre del año pasado fue asesinado a balazos tras una discusión con tres primos en el barrio San Francisquito. Por el hecho hay otros dos imputados, también familiares de la víctima.

Apenas ocurrió el asesinato de Torres, el 31 de octubre de 2016, había más dudas que certezas respecto a las motivaciones y los autores del ataque. No se había determinado con exactitud la mecánica del incidente, aunque los investigadores pudieron reconstruir de modo preliminar que se desencadenó tras una discusión que la víctima mantuvo con un primo tras el robo de un teléfono.

Detenciones

En enero quedó detenido uno de los sospechados de participar del hecho, Juan Ramón S., a quien le dictaron prisión preventiva sin plazos ya que está sindicado como el autor material de asesinato, según algunas referencias.

Un mes más tarde su hermano Matías se presentó espontáneamente en la Fiscalía. También fue acusado pero logró la prisión domiciliara con salidas laborales.

Torres era primo y vecino de los atacantes. Vivía con su familia en Virasoro al 3700 donde se asentó en marzo de 2016 tras recuperar la libertad de la cárcel de Coronda , donde penó siete años por varios delitos.

La pesquisa no se detuvo y luego de varios meses, el martes quedó detenido un tercer sospechoso, identificado como Mauro Gastón P. Según la acusación del fiscal Rafael Coria en una audiencia realizada ayer en Tribunales, ese hombre fue quien protagonizó el altercado previo en el cual se le recriminó a Torres el robo de un celular.

Según datos, en esa situación la víctima habría intentado defenderse con una faca que fue secuestrada, lo que derivó en que el ahora detenido fuera a buscar a los dos hermanos como apoyo para darle un cierre al pleito.

Ataque mortal

El fiscal le adjudicó entonces el segundo capítulo del incidente: haber participado del ataque mortal a Torres, que recibió al menos cuatro disparos de arma de fuego que le atravesaron el pecho.

Otro aspecto que también se ventiló en la audiencia y quedó en evidencia con el transcurso de la pesquisa es que Torres mantenía conflictos con los atacantes, pero también había cosechado el repudio del vecindario, que lo señalaba por haber cometido varios robos.

La defensa del imputado, que ejerce el abogado Marcelo Piercecchi, planteo algunos reparos respecto a la hipótesis oficial, y rechazó la idea de que su defendido haya tenido la intención de dar muerte a Torres. Además, solicitó la libertad del mismo o subsidiariamente la morigeración con prisión domiciliaria.

Luego de escuchar a las partes, el juez Gustavo Pérez de Urrechu decidió admitir la calificación legal del hecho como autor de la tentativa y luego coautor del homicidio agravado por el uso de arma de fuego y robo simple agravado por la utilización del arma.

Aunque la Fiscalía solicitó la prisión preventiva por el plazo máximo de ley, el juez realizó una serie de consideraciones respecto a la investigación y fijó el 16 de junio como plazo máximo de la medida cautelar, fecha en la que se deberá revisar la situación del imputado.

Comentarios