Asesinato Cejas
Martes 25 de Julio de 2017

Apresaron con bombas Molotov en su poder al hijastro del policía asesinado en Santa Fe

Lo detuvieron anoche, junto a un compañero, cuando llevaban un par de bombas Molotov que presuntamente iban a arrojar a una vivienda de la zona

Anoche, poco antes de las 21, el hijastro del suboficial Pablo Cejas (asesinado de diez balazos hace ocho días en el barrio Villa Yapeyú de la ciudad de Santa Fe) fue apresado en compañía de otro muchacho cuando llevaban en sus manos un par de bombas Molotov que presuntamente iban a arrojar a una vivienda de la zona.
Según las primeras informaciones, y ante una denuncia hecha al 911 por una mujer (Carina Soledad M., de 28 años), quien vive en Villa Yapeyú, un móvil del Comando Radioeléctrico llegó al lugar y sorprendió a los muchachos con las bombas incendiarias en su poder.
Los agentes identificaron a los jóvenes como Lucas Matías S., de 21 años e hijastro de Cejas; y Fernando Ariel I., de 18 años, quienes fueron derivado en un principio a la seccional 7ª del barrio, precisamente la comisaría que Cejas denunció como la que encubría al menos 34 quioscos de venta de drogas en la zona norte de la capital provincial.
En este marco, fuentes del Ministerio de Seguridad adelantaron a La Capital que parece afianzarse la hipótesis de que el crimen del cabo Pablo Cejas estaría más vinculado con problemas que la víctima y su entorno mantenían con gente de Villa Yapeyú que con las denuncias que el suboficial realizó por la connivencia entre narcos y la fuerza.
Hoy el subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales de la provincia, Rolando Galfrascoli, sentenció en declaraciones radiales en la ciudad capital que "había cuestiones que cerrar y volver al territorio para corroborar", pero insistió en la teoría que desde el primer día sostiene el Ministerio de Seguridad: "No hay ningún elemento que una la muerte de Cejas con sus denuncias.
Por el contrario, en los últimos días fue creciendo la hipótesis de un conflicto violento en el barrio que "terminó de la peor manera".
De hecho, hoy se difundió un audio con una conversación telefónica entre el suboficial y su mujer en el cual él le dice que tiene reducido a un joven con quien el hijo de ella tenía problemas. Ese elemento, que la viuda de Cejas admitió como verdadero, podría reforzar la hipótesis de que el homicidio no estaría vinculado con sus denuncias sino con problemas interpersonales entre Lucas S. y otros jóvenes de Yapeyú.


Comentarios