Policiales
Viernes 07 de Julio de 2017

Apresaron al supuesto autor intelectual de un crimen

El mediodía del domingo 28 de agosto de 2016 Sergio Bova, de 35 años, fue asesinado a tiros delante de su pareja en Alsina y Centeno.

El mediodía del domingo 28 de agosto de 2016 Sergio Bova, de 35 años, fue asesinado a tiros delante de su pareja en Alsina y Centeno. Varios testigos vieron a tres personas en moto que se detuvieron un instante frente a ellos y le dispararon sin piedad para luego huir. El caso fue investigado por el fiscal Ademar Bianchini y durante 2017 fueron apresados tres hermanos acusados de cometer el crimen: Diego A., Carlos Matías A. y Juan A., quienes están presos y aún no llegaron a juicio. Ahora, una Brigada de Homicidios a cargo del comisario Diego Sánchez detuvo a Tomás Ramón B., de 43 años, a quien le imputan ser el autor intelectual del homicidio.

Tras la detención de los hermanos A., la PDI continuó con las investigaciones. En septiembre de 2016 y mientras buscaban a los autores del crimen, de la intervención de una línea telefónica se analizaron escuchas que permitieron establecer la conexión de Juan A. con Ramón B. y se especuló que éste podría haber contratado a los otros tres para cometer el crimen.

Usurpadores

El móvil del crimen sería que Bova usurpó una vivienda de Ramón B., quien también sería un usurpados de casas para su venta. De las escuchas se infiere que Ramón B. también podría haber dado la orden de matar a otras dos personas, lo que según fuentes policiales "se continúa investigando dado que sólo se tienen nombres de pila". Llamó la atención de los pesquisas que los vecinos de Ramón B. lo catalogan como "una persona trabajadora, de bien y buen padre de familia"

En el allanamiento a su casa se secuestraron una pistola calibre 22 Pietro Beretta con cuatro cartuchos intactos y una pistola 9 milímetros Bersa con ocho cartuchos intactos, ambas con sus credenciales vencidas. Sin embargo, un conocido del imputado pudo justificar la tenencia.

Sobre Bova pesaba un pedido de captura por incumplir una salida transitoria. El hombre figuró en una lista de 13 internos que en febrero de 2010 protagonizaron una cinematográfica fuga de la alcaidía de Jefatura que terminó con tres policías condenados por el delito de facilitamiento doloso de evasión. Bova y siete detenidos más fueron recapturados ese mismo día. A la hora de las condenas le dieron 5 años por la evasión que llegó a 15 años al unificarse con una condena anterior por homicidio.

Comentarios