Policiales
Sábado 21 de Enero de 2017

Apresan a un hombre mientras abusaba de su hija dentro de un auto

Al enterarse de que estaba detenido, una chica de 18 años se presentó en la comisaría, dijo que era la hijastra del hombre y que él la violaba desde que tenía 11 años.

La policía detuvo en la ciudad de Vera a un hombre de 43 años que fue sorprendido mientras abusaba sexualmente de su hija de ocho dentro de un auto. Al enterarse de que estaba detenido, una chica de 18 años se presentó en la comisaría, dijo que era la hijastra del hombre y que él la violaba desde que tenía 11 años.

    Ayer, en la audiencia imputativa que se hizo en los tribunales de la localidad, un grupo de personas atacó a huevazos al detenido cuando llegaba a la sede judicial.

A simple vista

  La detención de Carlos Alberto D. se produjo el lunes luego de un llamado anónimo al 101 en el que avisaban que una niña estaba siendo abusada dentro de un auto. Cuando los uniformados llegaron al lugar aludido por el denunciante anónimo se encontraron con un cuadro dramático: arriba de un Bora Volkswagen de color azul había un hombre con los pantalones y la ropa interior bajos, y debajo de él una niña de ocho años que pedía auxilio.

  La nena estaba totalmente desnuda y sangraba. Poco después se comprobó que se trataba de su propia hija. El abusador fue detenido inmediatamente y la nena fue revisada por médicos policiales, quienes constataron que había sido abusada con acceso carnal.

  Poco después, mientras se labraban las actuaciones en la seccional, llegó otra joven de 18 años y reveló que el mismo hombre la había sometido regularmente desde que ella tenía 11. Incluso contó que la última vez había sido dos días antes, el sábado, y que el hombre es su padrastro.

  El relato de esta chica también fue corroborado por los médicos, quienes constataron lesiones compatibles con los abusos denunciados. La noticia sobre la detención del abusador corrió rápidamente por las calles del pueblo, igual que la fecha en la que se realizará la audiencia imputativa.

  Eso fue ayer a la mañana, en los tribunales de Vera, y el detenido quedó imputado de abuso agravado por el vínculo. Fue allí, en el edificio judicial, donde un grupo numeroso de personas insultó al imputado y le arrojó huevazos cuando llegó en un vehículo policial. Lo mismo sucedió cuando se retiraba para volver a su lugar de detención.


Comentarios