Policiales
Martes 18 de Julio de 2017

Apresan a sospechoso de matar a su hermano de 38 puñaladas

Un hombre de 50 años fue asesinado de 38 puñaladas en el galpón donde vivía, en una localidad del norte de la provincia de San Luis. Por el hecho, horas más tarde fue detenido como sospechoso un hermano de la víctima en cuya vivienda se secuestró ropa y otros elementos importantes para la pesquisa.

Un hombre de 50 años fue asesinado de 38 puñaladas en el galpón donde vivía, en una localidad del norte de la provincia de San Luis. Por el hecho, horas más tarde fue detenido como sospechoso un hermano de la víctima en cuya vivienda se secuestró ropa y otros elementos importantes para la pesquisa.

Según fuentes policiales, Walter Ramón Ochoa fue hallado muerto el sábado en la localidad de Concarán, a unos 150 kilómetros de la capital puntana. El hombre fue hallado por su hermano lo encontró en un antiguo galpón del ferrocarril. El cadáver estaba boca arriba y cubierto por unas mantas y su muerto fue datada entre 24 y 36 horas antes del hallazgo, o sea entre el jueves a la noche y el viernes de la semana pasada.

Según relató el familiar de la víctima al momento del hallazgo, Ochoa trabajaba como jornalero en hornos de ladrillos en la zona y había vivido unos meses con él hasta que se mudó con su pareja.

En su primera inspección los investigadores no encontraron el arma homicida pero sí hallaron rastros de sangre alrededor de la vivienda y tierra mojada pero como en esos días no había llovido supusieron que el asesino había querido limpiar la escena del crimen.

Contradicciones

En ese contexto el juez Jorge Pinto, a cargo de la investigación del homicidio, ordenó la detención de Oscar Ochoa, hermano de la víctima, luego de un allanamiento en su casa de Tilisarao donde se secuestró ropa y otros elementos importantes para la pesquisa.

Oscar había sido quien había denunciado el hallazgo del cuerpo en la comisaría 22ª de San Luis y fue indagado ayer como principal sospechoso del homicidio. Al cierre de esta edición el arma homicida no había sido hallada.

Para los policías que habían intervenido en el hallazgo, el fraticidio era una posibilidad a partir de algunas contradicciones del denunciante y otros testimonios que daban cuenta de una relación muy conflictiva entre ambos hermanos, quienes solían reunirse a beber alcohol.

Y el allanamiento en la casa de Oscar terminó de despejar sospechas. "La medida se concretó pasadas las 22:30 en una precaria vivienda ubicada en Chancay y Sarmiento de Tilisarao, presuntamente alquilada por Ochoa y su actual pareja. Podríamos decir que el resultado fue positivo ya que terminó con el secuestro de algunas prendas de vestir que estaban en remojo dentro de un balde y que fueron enviadas a peritar para detectar posibles manchas de sangre", señaló un vocero de la policía puntana a un medio de San Luis.

Oscar Ochoa denunció el hallazgo del cadáver de su hermano Walter en un galpón. Horas más tarde fue detenido

Comentarios