Policiales
Viernes 03 de Febrero de 2017

Ahora está prófuga la mujer del narco que se fugó de la cárcel de Vera

La mujer del narco de nacionalidad paraguaya que el lunes se escapó de la alcaidía de la Unidad Regional de Vera también se fugó del domicilio donde cumplía prisión domiciliaria.

La mujer del narco de nacionalidad paraguaya que el lunes se escapó de la alcaidía de la Unidad Regional de Vera también se fugó del domicilio donde cumplía prisión domiciliaria. Así lo confirmó ayer la fiscal de turno en el tribunal federal de Reconquista, que tiene a su cargo la investigación en la que ambos figuran como imputados.

Se trata de Silvina Brítez, de nacionalidad paraguaya como su pareja. La mujer tiene 25 años y había fijado un domicilio en la ciudad de Buenos Aires. Gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria porque tiene un bebé al que amamantar. Brítez y su compañero, Miguel Antonio Ferreira Vera, fueron detenidos el 20 de octubre de 2016 por la Gendarmería en un peaje de la ruta 11, entre Reconquista y Vera. Iban en una camioneta VW Amarok y transportaban 203 kilos de marihuana compactada. Con ellos también viajaba el pequeño bebé de ambos.

Bajo amenazas

Ferreira quedó alojado en la alcaidía de Vera, un lugar con mayoría de detenidos por delitos federales. Pero el lunes protagonizó una fuga resonante, ya que supuestamente aprovechó el momento en que cayó un fuerte chaparrón, saltó del patio del penal a la calle y luego tomó de rehén a un remisero. En el remise fue desde Vera hasta las afueras de la ciudad de Santa Fe, sin pasar por ningún retén policial. Allí obligó al chofer, a quien todo el tiempo mantuvo bajo amenazas de muerte, a desviarse hacia un camino rural justo antes de llegar al peaje de la autopista a Rosario ubicado a la altura de Sauce Viejo. Después de recorrer unos cinco kilómetros, dejó al remisero y se esfumó.

Ella también

Ayer la fiscal Viviana Bruno, de los tribunales federales de Reconquista, confirmó que Brítez desapareció del domicilio donde cumplía con su arresto domiciliario. Dijo que no tenía precisión desde cuándo faltaba y afirmó que técnicamente está prófuga, como su pareja.

Bruno recordó que el juez federal Aldo Alurralde ya ordenó a las fuerzas federales y la policía provincial de Santa Fe que procuren la detención de Ferreira, y dijo que ahora sucedió lo mismo con Brítez.

Ambos son de la localidad paraguaya de Coronel Oviedo. El propio Alurralde habló ayer del tema y dijo que para él la fuga de ambos estaba preparada. Según el magistrado, Brítez falta de su lugar de arresto desde ese mismo día y remató: "Espero que no les sea fácil seguir prófugos con una criatura de un año".

La mujer de 25 años tenía domicilio en Buenos Aires. Su pareja tomó de rehén a un remisero el lunes

Comentarios