Policiales
Jueves 11 de Mayo de 2017

Admiten discutir la conducta del juez que investigó a la banda de Los Monos

La figura de Juan Carlos Vienna y sus vínculos con el empresario Luis Paz serán analizados en las audiencias que se iniciarán el 14 de junio.

La conducta del ex juez de Instrucción Juan Carlos Vienna durante la investigación a la banda de Los Monos podrá discutirse en el juicio oral que se le realizará al clan de barrio Las Flores. Así lo dispuso ayer el camarista Daniel Acosta ante un pedido de los principales referentes de la banda y su equipo de abogados. Los profesionales reclamaron que los dejen desarrollar en el debate su principal línea defensiva, la que sostiene que "la pesquisa fue arbitraria y direccionada" por el instructor y la policía. En una audiencia que contó con la presencia de Ariel Máximo "Guille" Cantero las defensas se retiraron sin ocultar una sonrisa de satisfacció al saber que la mayoría de las pruebas fueron admitidas.

La decisión de abrir el juego a la defensa se basa en principios procesales que entienden al juicio oral como el ámbito para discutir todo lo que rodea al caso. Para el juez Acosta, una causa penal se asienta sobre el presupuesto de que fue investigada de manera imparcial. Si ese principio está al menos cuestionado, no puede quedar fuera del debate porque se trataría de un juicio sesgado.

Con fecha cierta

El titánico juicio oral contra Los Monos ya tiene fecha de inicio: el miércoles 14 de junio. En el banquillo habrá 25 civiles y policías imputados de integrar una asociación ilícita. Se esperan unos 350 testigos y las escuchas telefónicas serán una vez más la prueba estelar. Pero a partir de ahora se abrirá un línea paralela: la que pone en duda la actuación del juez Vienna en la instrucción de la causa. Los principales defensores de la banda afirman que el magistrado fue parcial por su relación presunta con Luis Paz, padre de Martín "Fantasma" Paz, cuyo asesinato en septiembre de 2012 dio origen a la causa que parece no haber investigado el crimen en sí (aún impune) sino el accionar de Los Monos.

Con esto pretenden demostrar que las escuchas telefónicas a la familia Cantero (que revelaron negocios con drogas, uso de armas, amenazas, connivencia con fuerzas de seguridad y hasta el homicidio de una nena de 14 años) fueron caprichosas y por lo tanto son nulas.

Por eso, era mucho lo que estaba en juego ayer para los defensores Fausto Yrure, Adrián Martínez y Carlos Varela. "Estamos conformes con la resolución. Se va a permitir desarrollar la teoría de la defensa y el tema de la parcialidad se va a tratar en el juicio. Es un fallo importante. El fundamento inicial de esta investigación es la connivencia entre Luis Paz y el juez Vienna", corearon al salir de la sala.

"Guille" Cantero, acusado como uno de los jefes del clan, no había estado presente el lunes cuando sus abogados apelaron una resolución del juez de Sentencia Edgardo Fertitta que rechazó la mayoría de las pruebas contra Vienna. Por eso ayer pidió ser trasladado a Tribunales para escuchar in situ el resultado. Y en una breve exposición dijo que la audiencia anterior la vio en un video.

"Guille" fue el impulsor del reclamo junto a sus laderos Jorge Chamorro y Leandro Vilches, quienes como él, también están acusados por narcotráfico y por el asesinato del bolichero Diego Demarre, ejecutado el 27 de mayo de 2013 en venganza por el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, ocurrido un día antes.

Los motivos

El visto bueno de Acosta al planteo de la defensa busca dar transparencia al juicio. El juez consideró que "en los juicios debe agotarse la teoría de cada parte" y consideró que "todo lo atinente al magistrado y su imparcialidad en absoluto deviene impertinente". También advirtió que la figura del juez de Instrucción, perimida en el nuevo sistema penal, tenía roles difusos al actuar a la vez como detective y garante. Por eso, sostuvo que negarse a revisar su desempeño sería como impedirle al acusado de un robo plantear que la prueba fue plantada por la policía. Esto no significa, aclaró, que la pretensión de nulidad de los defensores deba necesariamente prosperar. Lo que se define ahora es el diagrama de un juicio lo más amplio posible donde la sociedad pueda mirar dos fenómenos que la inquietan: el de la violencia asociada al narcotráfico, por un lado, y el desempeño de los jueces, por otro.

"Una cosa es habilitar la prueba y otra, que puede ser muy distinta, es la consecuencia que importaría su verificación", aclaró el mismo juez que en 2015 rechazó un juicio abreviado que beneficiaba a Cantero, Chamorro y Vilches por el crimen de Demarre. Y sostuvo que "una comprobada parcialidad del juez puede no acarrear nulidades en favor de los acusados".

En ese marco, Acosta admitió la mayoría de las pruebas negadas en 1ª instancia (ver aparte), las que deberán producirse en los días que faltan para el juicio. Caso contrario las audiencias podrían postergarse.

Y si bien rechazó por improcedente la solicitud de que declare en el juicio el propio Vienna, admitió que se revisen sus cuentas bancarias y eventuales cruces telefónicos con Luis Paz en 2013, año en el que fue encarcelada la mayor parte de la banda y en el que el juez y Paz coincidieron en dos viajes a Estados Unidos para presenciar peleas de box.

bajo la lupa. El accionar del juez Juan Carlos Vienna en la instrucción de la causa Los Monos será discutida.

Comentarios