Policiales
Jueves 05 de Octubre de 2017

Acuerdan prisión domiciliaria para joven acusado de un crimen

Un joven de 19 años acusado por un homicidio ocurrido en mayo de 2016 en Tablada podría salir del Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (Irar) y seguir detenido con prisión domiciliaria. Se trata de Alan F., preso en ese sitio desde hace más de un año —era menor cuando fue el crimen del que se lo acusa— y ahora, merced a un acuerdo conocido ayer entre defensa, Fiscalía y una asesora de Menores podría continuar con prisión preventiva en casa de una abuela.

Alan F. es miembro de una familia sindicada como protagonista de conflictos barriales que aquejan a gran parte del sur rosarino, en inmediaciones de los barrios Tablada, Parque del Mercado y el Municipal. Desde mediados de 2016, cuando se presentó con sus abogados en Tribunales, está preso por el crimen de Eugenio Julio "Popi" Solaro. Este joven de 26 años fue acribillado el 1º de mayo de ese año en un pasillo de Ayacucho al 4200, hecho en el que además fueron heridos un joven de 18 años y un niño de 11.

El homicidio fue inscripto por los investigadores en el marco de una venganza por el crimen de la madre de Alan, Mariela Miranda, una mujer de 35 años asesinada dos meses antes y por el cual sus hijos prometieron venganza. Luego de entregarse Alan quedó detenido en el Irar según el régimen de Menores en conflicto con la ley.

En octubre de 2016 la defensa pidió su libertad para que transitara el proceso judicial bajo cautela domiciliaria pero la entonces jueza de Menores Carolina Hernández confirmó su decisión de que el joven siguiera en el Irar, medida ratificada en enero pasado por el juez Guillermo Llaudet Maza.

Acusado de homicidio agravado, lesiones graves y portación de arma de guerra, el joven volvió a apelar la decisión de que seguir detenido en una causa que ya elevada a juicio. La audiencia, confirmaron fuentes judiciales, se hizo ayer ante el juez Afredo Ivaldi Artacho.

En ese marco, y tras expresar agravios contra la decisión de mantener al joven detenido en el Irar, el defensor Juan Audisio señaló que se llegó a un acuerdo con la Fiscalía y el asesor de Menores para otorgarle a Alan una morigeración de prisión en la casa de una abuela.

La fiscal de Cámaras Cristina Herrera dio cuenta de los motivos y condiciones del acuerdo, que contemplan una evaluación ambiental y una vigilancia del domicilio. Entonces el defensor desistió de la apelación y pidió que el caso vuelva a primera instancia para presentar el acuerdo.

Por su parte, la asesora de Menores Gabriela Román dijo que no tenía inconvenientes con el acuerdo y manifestó que, a su entender, prosperaría. Finalmente, el juez resolvió tener por desistida la apelación que había presentado la defensa la prisión domiciliaria de Alan F. se resolvería en los próximos días.

Comentarios