Policiales
Sábado 06 de Mayo de 2017

Absolvieron a uno de los implicados en un doble crimen en Santa Lucía

Se trata de José Alexis Arias, un ayudante de jardinería de 22 años que estuvo dos años y cuatro meses preso y para quien inicialmente el fiscal había pedido 22 años de cárcel.

El acusado por un doble homicidio ocurrido en enero de 2015 en el barrio Santa Lucía, hecho que desde hace una semana se trata en un juicio oral y público, fue absuelto ayer a pedido del fiscal Ademar Bianchini, quien al presentar su alegato final pidió que le otorgaran la libertad por no haber surgido pruebas en su contra durante las audiencias.

Se trata de José Alexis Arias, un ayudante de jardinería de 22 años que estuvo dos años y cuatro meses preso y para quien inicialmente el fiscal había pedido 22 años de cárcel. En tanto para el otro acusado, Salvador Mario Camargo, un remisero de 48 años, el fiscal ratificó su pedido de 27 años de prisión mientras que la defensa pidió la absolución.

Sin testigos

La medida que favoreció a Arias fue dispuesta ayer por los jueces que integran el tribunal: Raquel Cosgaya, Alejandra Rodenas y Rodolfo Zvala. "El fiscal pidió que lo absuelvan y que se ordenara la libertad en el momento porque no se produjeron pruebas en su contra en el juicio. Había dos testigos que acusaban a mi cliente pero no se presentaron a declarar porque no los pudieron encontrar", dijo el abogado de Arias, Marcelo Argenti, quien también solicitó la absoución de su defendido.

Ante estos pedidos, los jueces llamaron a un cuarto intermedio para deliberar tras el cual dispusieron la libertad de Arias, que estaba acusado de matar a Mario Brest, de 15 años, la madrugada del 10 de enero de 2015.

En tanto que Camargo, para quien el fiscal pidió 27 años de cárcel por matar a Brian Torres, de 19 años y tío de Brest, seguirá preso a la espera del veredicto que se conocerá en los próximos días.

El hecho ocurrió la madrugada del 10 de enero de 2015 cuando Brest estaba con sus tíos y su abuela en la casa de esta mujer, en Pasaje 1754 al 2000. Alrededor de las 4 de la mañana el adolescente se retiró para ir al baño de su vivienda, ubicada a unas dos cuadras de allí. Pero en el camino se encontró con un viejo rivaly un compinche de éste. Entonces hubo gritos, insultos y se escucharon disparos. El adolescente recibió tres tiros en el tórax y murió en el acto.

Suponiendo que algo había pasado con Mario, enseguida llegó en su auxilio su tío, Brian Torres, quien recibió un disparo letal en el cráneo por parte de los agresores que enseguida emprendieron el escape a pie.

Referente familiar

"Cuando empezaron los problemas con esa gente yo decía que paráramos porque iba a haber muertes, pero no me escuchaban. Si hubiera sabido que iba a perder a mi hijo y a mi nieto me habría ido de mi casa sin importarme perder lo material", dijo Norma Pared, abuela y madre de las víctimas, al declarar en la primera audiencia del juicio.

La mujer es una referente del clan Arriola, que registra numerosas denuncias cruzadas por violencia y amenazas con otra familia del barrio, eje de la disputa que terminó con las vidas de Mario y Brian en aquella madrugada de enero de 2015 en uno de los barrios más desprotegidos y violentos de la ciudad.

Comentarios