Policiales
Martes 20 de Junio de 2017

Absolvieron a un joven por el crimen de un adolescente

Un tribunal oral no halló pruebas suficientes para condenar a Luciano González por el homicidio de Roque Capustrini, ocurrido en 2015

Un joven de 19 años fue absuelto del crimen de Roque Capustrini, un adolescente asesinado hace dos años y medio en Puerto San Martín. La decisión fue comunicada ayer por el tribunal conformado por los jueces Juan José Tutau, Alberto Rizzardi y Carlos Pareto, al término del juicio oral y público realizado en los tribunales de San Lorenzo. Si bien se supo que la sentencia absolutoria para Luciano González obedece al beneficio de la duda, los fundamentos de la resolución se conocerán en unas dos semanas.

La madrugada del domingo 4 de enero de 2015, alrededor de las 2.30, Capustrini fue baleado en el pecho cuando se encontraba en inmediaciones de Falucho y el arroyo San Lorenzo, en Puerto San Martín. Según los primeros datos que trascendieron sobre el homicidio, el adolescente de 17 años había sido abordado por otros dos chicos, de 16 y 18, uno de los cuales le disparó a quemarropa en el pecho —al parecer con un revólver calibre 38— sin que se registrara una discusión previa entre ellos, según fuentes policiales.

Horas después, la tarde de ese domingo, dos adolescentes fueron detenidos en el marco de cinco allanamientos. González cayó luego de que allegados a Roque le propinaran una golpiza atribuyéndole el homicidio. En tanto, una vez conocidas las detenciones —el menor de edad fue liberado horas después— un grupo de personas incendió la vivienda donde vivía uno de los sospechosos, en Chubut al 900 de Puerto San Martín. Incluso hubo gente que intentó destruir la casa del otro implicado, en el barrio San Sebastián, pero no alcanzaron a prenderle fuego.

Según reconstruyeron en ese momento los investigadores, en función de los primeros testimonios, Capustrini se había encontrado con González y otro chico apodado "Cabaña" que, armados con machetes, lo agredieron. Los testigos, que habían estado con la víctima hasta unos minutos antes del crimen, contaron que luego de escuchar gritos fueron a ver qué pasaba y hallaron a Roque tendido en el piso con una herida de arma de fuego y vieron al sospechoso correr junto al otro chico.

En la audiencia imputativa González manifestó su inocencia. Dijo que venía caminando cuando presenció una discusión entre Cabaña y otro joven apodado Beto, que le sacó al otro chico un revólver que portaba. El acusado aseguró que medió para separar a los contendientes y se fue. No obstante, el juez Gonzalo López Quintana le dictó prisión preventiva sin plazo.

Doble agravante

Finalmente González fue imputado de homicidio simple doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad. En ese sentido, el fiscal Juan Ledesma había pedido una pena de veinte años de prisión efectiva para el acusado.

El juicio oral y público por el caso comenzó el pasado jueves 8 de este mes en los Tribunales de San Lorenzo y el acusado fue defendido por los abogados Franco Fosco y Marianela Di Ponte, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal (SPPDP).

La sentencia absolutoria conocida ayer no está firme y una vez conocidos los fundamentos se sabrá si la fiscalía sanlorencina la apelará.

Comentarios