Policiales
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Aberrante: le exigieron dinero, pero como no tenía la violaron delante de sus hijos

La víctima les dijo que no había cobrado y los delincuentes amenazaron primero con abusar de su hija de 11 años, pero luego abusaron de ella. Ocurrió en Florencio Varela.

Una mujer de 28 años, que fue madre hace menos de un mes, fue salvajemente violada delante de sus hijos en su casa de Florencio Varela por delincuentes que se enfurecieron porque no había cobrado las asignaciones familiares y tenía unas pocas monedas en su billetera.

El hecho ocurrió en una propiedad ubicada sobre la calle Lisandro de La Torre al 3100, entre Huemul y Laguna de Iberá, en el barrio San Rudecindo de esa localidad.

En ese terreno, pero en la casa de adelante, reside una hermana de la víctima, una empleada doméstica que trabaja con cama adentro y que le cedió hace ocho meses una porción de terreno para que viniera desde el Chaco a Buenos Aires y, además, para que cuide las instalaciones mientras ella trabaja, ya que había sufrido tres robos el año pasado.

Cerca de las 9 de ayer, tres hombres derribaron la puerta a patadas y redujeron a punta de pistola a la joven, que en ese momento se encontraba junto a sus cuatro hijos.

En todo momento le exigieron dinero en efectivo, pero la humilde madre refirió que aún no había cobrado la Asignación Universal. Fue entonces que la amenazaron con violar a la hija mayor (de 11 años) si no entregaba plata. Pero, nuevamente, les dijo que no tenía efectivo en su poder.

Luego de revisar todo el hogar, los delincuentes se dieron cuenta que no podían llevarse nada de valor y, a modo de venganza, dos de ellos abusaron sexualmente de la joven, pese a que ella les rogaba que no lo hicieran, porque hace apenas unas semanas había dado a luz y todavía no se recuperaba del parto.

Finalmente, los inhumanos delincuentes huyeron y se llevaron una ventana nueva y materiales, que la hermana de la víctima había comprado para la obra que lleva adelante en su casa.

En tanto, la víctima solicitó ayuda a los vecinos y fue trasladada a un hospital de la zona para ser sometida al protocolo médico de abuso sexual, al tiempo que recibió atención por encontrarse aún en el período de puerperio, que es el tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto.

Allegados a la víctima confirmaron al Diario Popular que "los delincuentes son del barrio y ya fueron identificados".

Fueron los propios vecinos quienes entregaron fotos a la policía de los agresores, que serían los mismos que, la semana pasada, robaron una panadería y varias viviendas de esa zona.