Policiales
Sábado 25 de Marzo de 2017

A prisión por matar a un joven y herir a otro en una pelea en la zona sudoeste

Diego Ezequiel B. quedó acusado de matar en diciembre pasado a Alejandro Chara y dejar malherido a Mauricio Javier A.

Un joven de 23 años fue imputado por un ataque a balazos ocurrido en diciembre pasado en la zona oeste que terminó con un muerto y un herido en el marco de un enfrentamiento entre pandillas. Se trata de Diego Ezequiel B., quien fue detenido el pasado fin de semana y quedó con prisión preventiva acusado del crimen de Alejandro Chara y la tentativa de homicidio de Mauricio Javier A.

El violento y mortal episodio ocurrió el pasado 16 de diciembre cuando Chara y Mauricio "Mauri" A. se encontraban en la puerta de su casa de Pascual Rosas al 2100. Según la pesquisa, por allí pasó una moto Honda Twister negra con dos ocupantes que dispararon sin mediar palabra.

Chara fue alcanzado por un balazo en la cabeza y A. otro en un hombro. Ambos fueron trasladados al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez donde Alejandro, de 20 años, falleció dos días después.

Según los testimonios recabados en el marco de la pesquisa encabeza por el fiscal Luis Schiappa Pietra, los ocupantes de la moto fueron identificados como Diego B. y otro joven aún prófugo.

El ataque que le costó la vida a Chara se inscribió, según fuentes allegadas al caso, en el marco de una serie de enfrentamientos a tiros entre pandillas de la zona. En su momento, incluso, los investigadores la vincularon con una balacera ocurrida un mes antes en Servando Bayo al 2100.

Saga

Fue el 10 de noviembre pasado, alrededor de las 14, cuando tres hombres bajaron armados de un Peugeot 407 y comenzaron a disparar contra una casa de la cuadra que sería un búnker de venta de drogas. Allí la policía recogió unas ochenta vainas servidas calibre 9 milímetros producto de una balacera que, según los vecinos, se extendió durante unos diez minutos. Como saldo del incidente un policía terminó con un disparo en un brazo y un vecino fue rozado por un proyectil que pasó cerca de su cabeza.

Según la pesquisa, uno de los tiradores en ese incidente fue Mauri A., quien llegó a ser imputado de tentativa de homicidio, acusación que la jueza Hebe Marcogliese desestimó por considerar que se trató lesiones y lo liberó con una fianza de 20 mil pesos.

Y días antes, el 4 de noviembre pasado, otra balacera entre grupos armados en Valparaíso al 2700 terminó con tres vecinos heridos ajenos a la disputa.

Audiencia

En ese marco el fin de semana pasado fue detenido Diego Ezequiel B., quien estaba prófugo por el ataque que culminó con la muerte de Chara. El joven fue llevado a una audiencia imputativa en la que el fiscal Schiappa Pietra argumentó su acusación bajo la figura de homicidio por el uso de arma de fuego en grado de tentativa en calidad de autor, en concurso real con homicidio por el uso de arma de fuego en grado consumado en calidad de autor y portación de arma de fuego de guerra.

La fiscalía hizo saber la imputación y evidencia al joven de 23 años, quien accedió a relatar su versión de los hechos y responder preguntas. Según fuentes judiciales, B. negó su participación en el homicidio. No obstante, Schiappa Pietra continuó con la acusación y solicitó que el joven quedara detenido con prisión preventiva por el plazo máximo de dos años que prevé la ley. Al respecto, la defensa ejercida por Susana Zulkarneinuff se opuso a ese pedido con el argumento de que los testigos no habrían podido identificar al agresor porque éste llevaba casco. La abogada remarcó además que el acusado no cuenta con antecedentes penales, por lo cual pidió su libertad o, en forma subsidiaria, una prisión domiciliaria con salidas laborales con control policial así como la obligación de firmar ante la Oficina de Gestión Judicial tres veces por semana.

El fiscal rechazó el planteo y sostuvo que si bien el joven que conducía la moto llevaba casco, el acusado no. La defensa insistió con su postura y expuso el relato de un testigo.

Tras ello el juez Gonzalo López Quintana admitió la acusación, la calificación legal y evidencias presentadas por Fiscalía, al tiempo que resolvió no hacer lugar a los planteos de morigeración de prisión propuestos por la defensa y dictó la prisión preventiva por el plazo de ley (un máximo de dos años) contra Diego B.

el lugar. Pascual Rosas y Cerrito, donde mataron a Alejandro Chara.

Comentarios