Martes 21 de

octubre de 2014

  • Ahora

    15 °C
  • MIERCOLES

    Min. 17 °C Max. 30 °C

  • JUEVES

    Min. 18 °C Max. 31 °C

Jueves, 23 de agosto de 2012  11:54 | Policiales

La muerte de Walter Cáceres quedó impune y los acusados, absueltos

La Cámara de Apelaciones en lo Penal ratificó que no se pudieron recabar pruebas contundentes para dictar condenas por el crimen ocurrido el 4 de febrero de 2010.

Fleitas, Cantero y Marchetti durante el juicio celebrado el año pasado.

Los cuatro imputados por el atentado a balazos contra un micro cargado de barrabravas de Newell's Old Boys, en el que murió el adolescente Walter Cáceres, fueron absueltos por el beneficio de la duda al no hallarse pruebas directas que los vinculen con ese hecho.

De esa forma uno de los casos paradigmáticos que exhibió públicamente la violenta interna en la hinchada leprosa quedó impune. En el mismo fallo que se conoció hoy,  en un adelanto del programa La que se viene de la Ocho, los acusados fueron puestos en libertad.

La resolución  fue firmada por los integrantes de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Alfredo Ivaldi Artacho, Carina Lurati y Otto Crippa García y benefició a Carlos Fleitas, Claudio Cantero, César Luis Marchetti y Mariano Germán Salomón. Los tres primeros estaban imputados como autores materiales y el último como encubridor.

Walter Cáceres tenía 14 años y murió la madrugada del 4 de febrero de 2010 cuando el micro en el que viajaba de regreso a su casa, tras acompañar a la barrabrava de NOB al partido entre ese equipo y Huracán, fue blanco de una emboscada a balazos. El atentado se produjo cuando el vehículo se detuvo por un desperfecto mecánico sobre la autopista a Buenos Aires a la altura de barrio Las Flores.

Como consecuencia de la balacera, Cáceres y otras tres personas resultaron heridas. El menor sufrió lo peor: un proyectil le perforó el cráneo y murió poco después. El resto, sufrieron lesiones leves.  El juicio que se hizo en los tribunales provincias, además de no poder llegar a una condena, no pudo determinar las motivaciones del atentado. La hipótesis más fuerte que sobrevoló fue la que se hablaba de un plan para asesinar a Diego El Panadero Ochoa, por aquella época recientemente ungido líder de la barrabrava del parque tras la caída de Roberto Pimpi Caminos.

certifica.com