Jueves 24 de

abril de 2014

  • Ahora

    14 °C
  • VIERNES

    Min. 11 °C Max. 21 °C

  • SABADO

    Min. 12 °C Max. 21 °C

Lunes, 13 de agosto de 2012  01:00 | Policiales

Homicidio en Villa Gobernador Gálvez

Un chico de 18 años murió tras recibir un balazo en la vereda de su casa de Villa Gobernador Gálvez. Según testigos, Renzo Isaías Miño fue herido el sábado a la noche por un hombre que llegó al lugar en moto junto con un cómplice.

Un chico de 18 años murió tras recibir un balazo en la vereda de su casa de Villa Gobernador Gálvez. Según testigos, Renzo Isaías Miño fue herido el sábado a la noche por un hombre que llegó al lugar en moto junto con un cómplice. La víctima había salido hace un mes del Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (Irar), donde estuvo detenido vinculado con un crimen ocurrido en noviembre.

Según fuentes policiales, el sábado a la noche Miño estaba con unos amigos en Córdoba al 200 de Villa Gobernador Gálvez. Entonces apareció en escena una moto de 110 centímetros cúbicos con dos ocupantes. Al parecer, el que iba como acompañante en el rodado comenzó a insultar a Renzo, extrajo un arma y comenzó a disparar. Luego de realizar tres o cuatro tiros el agresor huyó corriendo.

Renzo fue alcanzado por una bala en el tórax y su padre lo llevó al hospital Gamen, donde ingresó a las 23 del sábado y falleció a la 1.30 de ayer.

Problemas. Voceros allegados al caso indicaron que familiares del chico asesinado revelaron que éste tenía problemas con dos hermanos que viven en el mismo barrio. Al parecer, luego de que Renzo saliera del Irar, últimamente estos jóvenes solían pasar por su casa y amenazarlo. No obstante, los testigos dijeron no conocer a quien le disparó. El hecho es investigado por la comisaría 25ª y el Juzgado de Instrucción Nº 15.

Ocho. Renzo había estado involucrado en el crimen de Juan Manuel Castro, un joven de 22 años asesinado de ocho balazos el pasado 17 de octubre en General López y Mendoza, de Villa Gobernador Gálvez. Al parecer, cuatro personas bajaron de una moto Yamaha Cripton y de un Renault 19, y le dispararon.

Mientras la hipótesis aún se inclinaba por un crimen pasional, Renzo se presentó dos días después ante la jueza de Menores Nº 1, María del Carmen Musa. El chico negó su participación en el crimen, pero igualmente se dispuso alojarlo en el Irar, donde según fuentes policiales estuvo hasta hace un mes.

Un mes después, el 23 de noviembre fueron detenidos otros dos sospechosos que, si bien no habrían disparado, habrían estado en la escena del crimen.

Para entonces, la hipótesis pasional ya se había diluido tras la presentación de la novia de Castro, una chica de 14 años que aseguró que los disparos tenían como destinatario, en realidad, a un hermano de ella que tenía problemas con los agresores.

certifica.com