Lunes 20 de

octubre de 2014

  • Ahora

    20 °C
  • MARTES

    Min. 16 °C Max. 29 °C

  • MIERCOLES

    Min. 17 °C Max. 30 °C

Miércoles, 10 de abril de 2013  01:00 | Policiales

Hallan cuatro camiones robados a choferes brasileños en Pueblo Esther

Piratería del asfalto. El domingo le sustrajeron un Iveco a un conductor. Gracias a la señal de un sensor lo ubicaron en un galpón. Y allí había otros vehículos de ese origen.

 

Guardados. En el depósito la policía de San Lorenzo halló el Iveco 410 robado el domingo en San Jerónimo Sud, más tres marca Scania. Hubo dos detenidos.

Por Leo Graciarena / La Capital

El domingo por la mañana Vítor Martin Pereira, un chofer brasileño oriundo de San Pablo, conducía un camión cargado con 2 mil cubiertas por la ruta nacional 9 cuando advirtió que cuatro personas con chalecos identificatorios de Afip-Aduana le hacían señas para detenerse. El camionero vio los uniformes, los conos color naranja y obedeció. Pensó que se trataba de un control rutinario del ingreso de San Jerónimo Sud. Una vez que el Iveco 410 piso la banquina, la actitud de los supuestos inspectores cambió. Lo encañonaron, lo bajaron del camión y lo subieron a un auto negro. Cuatro horas más tarde lo dejaron abandonado en San Nicolás. El camión se esfumó.

Efectivos de la Unidad Regional XVII comenzaron una investigación que tuvo su golpe de suerte. Uno de los sensores instalados por el transportista entre la carga se activó. La policía siguió la señal emitida y así llegó a un depósito que fue allanadado ayer en el barrio La Jirafa de Pueblo Esther. En el lugar los pesquisas sanlorencinos de Agrupaciones Especiales y Orden Público se toparon no sólo con el camión robado en San Jerónimo Sud con su carga completa sino que había otros tres camiones con semiremolques, un camión sin semi y otro semiremolque sin el tractor. Todos brasileños.

Uno de los robos se produjo en marzo de 2006 en San Carlos Norte. Además había una carga de 460 cafeteras de autoservicio de la firma Nestlé que no se correspondía con las mercaderías robadas a los brasileños y podría tratarse de un embarque robado a un camionero de un transporte chileno.

En el depósito fueron detenidas dos personas: Domingo Rodolfo B., 56 años, y Walter Rodolfo P., 37; ambas con domicilio en Pueblo Esther. En el galpón también se incautó una camioneta Mitsubishi Montero, propiedad de B., una pistola calibre 9 milímetros y remitos por 212 mil dólares. Todos quedaron a disposición del juez Eduardo Filocco, quien está a cargo de la investigación.

Chalecos y conos. En el último mes calendario la regional con cabecera en la ciudad de San Lorenzo acusó dos hechos de piratería del asfalto con víctimas brasileñas. Ambos tuvieron puntos en común: los ladrones se identificaron con chalecos de Afip-Aduana, utilizaron un inhibidor de frecuencia para invalidar la señal del rastreador satelital de los camiones y los choferes fueron abandonados en provincia de Buenos Aires. Los camiones y sus cargas desaparecieron.

El primero ocurrió el 9 de marzo cuando un camión de la empresa Tozzo de la ciudad brasileña de Chapecó, Santa Catarina, fue robado sobre la ruta provincial 14 en Villa Mugueta, a 60 kilómetros de Rosario. Llevaba una carga de 280 rollos de hidrofóbico, material que se utiliza para la fabricación de pañales descartables. El último fue el domingo en San Jerónimo Sud.

Por eso cuando Vítor llegó a una comisaría de San Nicolás para denunciar que le habían robado el camión en el departamento San Lorenzo, en la UR XVII se encendieron las alarmas. Poco después captaron señales de uno de los sensores de rastreo satelital que el transportista hizo colocar en las cubiertas.

Así los investigadores dispusieron de una señal en un radio de 30 cuadras con epicentro en la localidad de Pueblo Esther y con esas coordenadas efectivos de civil barrieron la comuna.

Llegaron a un depósito en Chubut al 1300 que fue allanado ayer por la mañana. "Este tipo compró ese lugar hace cinco meses. Antes el depósito estaba abandonado. En estos últimos meses hubo estacionados en ese lugar dos o tres mosquitos (transporte de autos). Este es un pueblo chico", dijo un vecino.

Las dos mil cubiertas. Debajo del galpón la policía encontró el Iveco 410 que conducía Vítor, el chofer brasileño, con el semi de Irmaos Pozzani (San Pablo) y las 2 mil cubiertas. También había un semi con equipo de frío Thermo King de la empresa Gral Ltda de Chapecó y tres camiones más: dos Scania G 380 y un Scania 124 G. En el predio había otro semiremolque sin identificación.

Entre seis autos a medio reparar y una moto de agua (cuyos guarismos de motor serán peritados), se destacaban dos lonas de un camión que había sido robado el pasado 11 de noviembre en jurisdicción de la localidad San Jerónimo del Sauce, en el departamento Las Colonias.

Al lugar acudieron el jefe de la UR XVII de San Lorenzo, comisario mayor Walter Miranda; su jefe de Agrupaciones Especiales, el comisario Gustavo Spolletti, y el de Orden Público, Daniel Corbellini.

Un elemento considerado clave que no pudo ser hallado fue el inhibidor de frecuencia utilizado para bloquear el rastreador satelital.

Los dos detenidos, la pistolas calibre 9 milímetros, los cuatro camiones secuestrados, los semiremolques, y la mercadería incautada quedó a disposición del juez de Instrucción Filocco. A los detenidos se los acusó de encubrimiento de robo. El desafío ahora será ubicar a los piratas del asfalto.

“Me subieron a un auto y me encapucharon”

Vítor Pereira tiene 59 años y vive en San Pablo, a dos mil kilómetros de Rosario. En un esforzado portuñol, ayer contó como el domingo a las 8 de la mañana cuatro hombres lo detuvieron en el ingreso a San Jerónimo Sud. Venía por la autopista Rosario-Córdoba y a la altura del kilómetro 29.9 tomó la salida a San Jerónimo. Tras empalmar la ruta 9 hizo menos de 700 metros hasta que se topó con el control trucho de Afip-Aduana. “Cuando vi los conos y cuatro hombres con chalecos azules paré. Tenía las puertas trabadas. Entonces uno de los hombres me apuntó con un arma y me exigió que abriera la puerta. Otro vino por el otro lado. Me tiraron del camión, me encapucharon y me subieron a auto color negro”, explicó.

Dijo que le ataron las manos con precintos y que cerca del mediodía lo dejaron abandonado en una zona de pastizales que luego supo era cercana a San Nicolás. “Me apuntaban todo el tiempo con el arma en las costillas. En un momento me hicieron bajar y caminar hacia un pastizal. Ahí me hicieron arrodillar y me colocaron precintos en los tobillos. Me dejaron ahí entre los yuyos”, relató. “Lo que más preocupa es que se llevaron mis documentos y los del camión”, comentó el chofer.

certifica.com