La ciudad
Viernes 13 de Mayo de 2016

Polémico proyecto busca delegar en los intendentes el precio del boleto

Ante las fuertes críticas del arco opositor, el oficialismo retiró la iniciativa del recinto y devolvió su discusión a comisión.

Una fuerte polémica se desató ayer en la Legislatura provincial a raíz de un proyecto del Frente Progresista que le sacaba a los concejales de las distintas ciudades de Santa Fe la facultad de fijar el boleto del transporte y la dejaba en manos de los intendentes. La iniciativa se incluyó de manera sorpresiva dentro de la discusión sobre más fondos provinciales para los sistemas urbanos y generó una ola de críticas del arco opositor en la Cámara de Diputados y en el Concejo de Rosario. Tanto que el socialismo decidió retirar la propuesta y devolverla a comisión.

La propuesta fue incorporada por una parte del bloque radical y del socialismo en la sesión de ayer en la Cámara de Diputados. Fue a través de una cláusula transitoria que modificaba la ley orgánica de municipalidades en lo referido a la fijación de la tarifa del transporte.

La iniciativa del oficialismo proponía por el lapso de cuatro años delegar a los Ejecutivos municipales la atribución de definir el precio del boleto del servicio público de transporte, siempre que estuviera basado en estudios de costos técnicos efectuados por entes o bien organismos especializados.

El texto se incluyó como artículo cuarto de un proyecto de ley presentado por el diputado justicialista Luis Rubeo que incrementaba los aportes provinciales a los sistemas de transporte de las ciudades santafesinas, mediante una suba de las transferencias del impuesto a los Sellos.

Fue una diputada socialista, la rosarina Silvia Augsburge,r la que avisó sobre la inclusión del polémico artículo y terminó desatando un escándalo institucional en Santa Fe y Rosario.

"¿Saben los concejales que hoy en la Legislatura se vota una ley que les va a quitar la potestad de decidir el precio del boleto?", se preguntó con ironía la legisladora del PS.

Esa advertencia generó una inmediata reacción de otros legisladores provinciales y de la mayoría de los concejales de Rosario y la ciudad de Santa Fe.

A través de las redes sociales y en los pasillos del Palacio Vasallo se empezó a gestar un fuerte lobby para frenar la iniciativa a la que acusaban de violar las autonomías municipales y potenciar la concentración de poder de las intendencias.

Sorpresa. En la Legislatura el propio Rubeo se mostró sorprendido por la inclusión del artículo que modificaba las atribuciones de los concejales en medio del debate en torno a su iniciativa para darle más recursos al transporte urbano.

En la misma sintonía se manifestaron los ex concejales y hoy diputados provinciales Héctor Cavallero y Rodrigo López Molina. "Esto es un enorme retroceso, le quita autonomía a los municipios y elimina una rica y democrática discusión entre los concejales sobre la tarifa del transporte", disparó López Molina.

"Si este artículo hubiera estado vigente hace una semana —continuó— en Rosario la intendenta Fein habría subido el boleto a $9.50 que era el valor que arrojó el estudio de costos y que el PRO logró hacer bajar a $8", graficó.

Al interior del Frente Progresista también se fueron sumando voces críticas en la sesión. Augsburger y su compañero de bancada, el también socialista Rubén Giustiniani, avisaron que iban a votar en contra. En la misma línea se pronunció Gabriel Real (PDP). Y Alicia Gutiérrez pidió permiso para abstenerse.

Cuando la lista de oradores se estaba terminado, el socialista Eduardo Di Pollina pidió la palabra. Defendió la iniciativa por el contexto inflacionario, ante la dinámica de suba de precios, pensada para generar ajustes graduales y menos efectos de shock.

Y luego recordó que varias ciudades de la provincia, entre ellas San Lorenzo y Santa Fe delegaron desde el Concejo a sus intendentes la facultad de fijar la tarifa del transporte.

"Este tipo de reformas requieren de consenso, como se nota que esta propuesta no lo tiene solicitamos que se retire el artículo cuarto del proyecto de ley y ese apartado vuelva a discutirse en la comisión de Transporte", planteó ante la sorpresa y el festejo solapado de gran parte de la Cámara baja.

El pleno del cuerpo votó esa moción y se aprobó el texto original de Rubeo, sin la reforma de la ley orgánica de municipalidades. Aunque el oficialismo no dio por enterrada la iniciativa y buscará reflotarla las próximas semanas.

El propio gobernador Miguel Lifschitz se había manifestado a favor de la propuesta. "Es una buena iniciativa en tiempos tan dinámicos en lo referido a los precios. Con esto se busca hacer subas graduales de la tarifa y no de una sola vez", sostuvo el ex intendente de Rosario.

Qué se dijo

  • @jrboasso (Concejal UCR): "Golpe de la Legislatura de Santa Fe contra las autonomías municipales. No sólo fraude electoral hacen".
  • @Norma LopezSF (Concejala PJ): "Los reyes de la participación, el consenso y autonomía le sacan la tarifa de TUP a los concejos. Sin discusión".
  • @DiegoGiuliano (Concejal PJ): "Quitarle la facultad al Concejo de decidir sobre el transporte de Rosario es contra la autonomía y un grave retroceso".

Comentarios