La ciudad
Martes 14 de Junio de 2016

Polémica por el pedido de poner cámaras en Neo de la Martin

La idea surgió tras el accidente sufrido por un bebé, que cayó de una incubadora. El gremio municipal se opone y solicita más capacitación.

El subdirector de la Maternidad Martín, Alberto Leroux, pidió a las autoridades de Salud Pública la instalación de un sistema de cámaras en el área de neonatología del centro asistencial. La medida llegó después del accidente padecido por un bebé de cuatro días que sufrió un traumatismo de cráneo al caer desde la incubadora. Para el médico, la implementación de videovigilancia permitirá un "control más estricto" sobre el cumplimiento de los protocolos de atención; desde el Sindicato Municipal reclaman, en cambio, capacitación y mejores condiciones de trabajo.

Según los últimos partes médicos, ayer el bebé evolucionaba bien del incidente que sus padres hicieron público el viernes pasado. Si bien continuaba internado en neonatología por su bajo peso, "no está en incubadora sino en una cuna y los hematomas se están absorbiendo", explicó Leroux. Mañana se le realizará una tomografía para constatar la evolución y después podría pasar a una habitación común junto a su mamá.

En paralelo, desde el Palacio Municipal se desarrolla un sumario administrativo para determinar los factores que causaron el accidente. Si bien en algún momento se dijo que el niño habría caído por la falla de una de las aberturas del aparato, recién se tendrá certeza de lo sucedido cuando se concluya esta investigación.

En este contexto, el subdirector de la maternidad solicitó ayer a la Secretaría de Salud la instalación de cámaras en Neonatología. Si bien la Martin cuenta con una extensa red de videovigilancia, los aparatos están en los espacios comunes del centro asistencial.

"Todo el Cemar está controlado por cámaras. Pero las que solicitamos serían para el servicio de Neonatología, y permitirían un control más estricto", sostuvo Leroux y aclaró que esta solicitud no supone que se contemple la posibilidad de que el accidente haya sido causado por una falla humana.

La sala de Neonatología está en el sexto piso del moderno edificio de San Luis y Moreno. Es un amplio sector vidriado con 30 puestos para la atención intensiva de los recién nacidos. En las últimas semanas el servicio estuvo completo.

Las críticas. La posibilidad de instalar cámaras en Neo, no fue bien recibida en el Sindicato Municipal. "Entendemos a la familia del bebé y queremos que se esclarezca lo que ha sucedido para que, si se trató de un error, no se repita. Pero no estamos de acuerdo con la instalación de cámaras para controlar al personal", sostuvo el secretario gremial, Sergio Rodríguez.

En cambio, reclamaron repasar los protocolos de seguridad y de atención del servicio y una estricta capacitación al personal. "Queremos trabajar de la mejor forma posible, lo que no significa estar súper controlados", sostuvo.

El gremialista advirtió que "la salud pública se está sustentando por el esfuerzo terrible de los trabajadores del área", ya que la falta de personal es "importante".

Entre enfermeros, operarios, administrativos y personal de limpieza de hospitales y centros de salud suman por mes unas cien mil horas extra, con las que "se suple la necesidad de no menos de 750 personas" sostuvo.

Esta acumulación de horas de trabajo, explicó, "produce un gran desgaste físico por la falta de descanso, lo que hace incurrir en accidentes".

Rodríguez recordó un decreto de la Intendencia que limitaba a 60 horas extras mensuales la cantidad de trabajo extra que podía realizar el personal municipal.

"Sin embargo, actualmente en salud se trabaja mucho más que esto, lo cual resulta riesgoso, sobre todo en lugares donde se necesita estar muy lúcido".

Comentarios