la_region
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Polémica sobre el derrame de combustible en la costa de Beltrán

El municipio asegura que la contaminación salió de un barco hundido el sábado. Prefectura dice que puso barreras de contención a tiempo.

El derrame de hidrocarburo en la costa del Paraná, que obligó a la Municipalidad de Fray Luis Beltrán a cortar el suministro de agua potable en esa ciudad durante varias horas el lunes, generó un cruce de versiones entre Prefectura (con jurisdicción sobre lo que ocurre en el río) y el gobierno de esa localidad.

Mientras que para la fuerza de seguridad fluvial "no hubo derrame ni contaminación" en la zona tras el hundimiento del remolcador Don Pancho el sábado a primera hora, desde la Subsecretaría de Saneamiento de Beltrán no se explican de dónde salió entonces la mancha negra y viscosa que apareció el lunes a la mañana frente a la planta potabilizadora, y que llevó al corte momentáneo del servicio.

"El hundimiento del remolcador no generó ni derrame ni contaminación porque se le colocó doble anillado de protección para prevenir cualquier inconveniente", explicó Walter Alvarez, jefe de la delegación de Prefectura-San Lorenzo, quien además agregó que la embarcación "no transportaba ni petróleo ni fuel-oil", sino que tenía encima al momento de hundirse 700 litros de gasoil.

"Se trabajó con buzos para obturar la salida del combustible y está contenido por dos barrera de protección", detalló el prefecto, según quien la causa del hundimiento todavía está siendo investigada y no podrá ser resuelta hasta que el remolcador no sea reflotado.

Alvarez incluso cuestionó las fotos difundidas desde la propia Municipalidad, al asegurar que "las manchas no se ven saliendo del buque hundido ni hundiéndose", y que por otra parte "hay varios buques más que se ven flotando pero no se ve el buque hundido".

"No puedo confirmar que esas fotos sean actuales, ni menos que correspondan al remolcador", sentenció el funcionario.

Pero en la Municipalidad tienen otra visión del asunto: según Alberto Campitelli, subsecretario de Saneamiento, apenas detectaron la mancha de combustible a la altura de la planta avisaron al gobierno local y salieron a hacer una recorrida visual de la costa buscando su origen.

"Desde la planta un grupo salió a recorrer la costa hasta que llegaron a ese remolcador que está unos 1.000 metros aguas arriba. Más hacia el norte ya no había mancha", dijo el funcionario, quien dijo "no entender" por qué si teóricamente no pasaba nada, la propia Prefectura decidió poner una protección en torno a la toma de agua.

"Tanto Prefectura como los bomberos vinieron a la toma ayer (por el lunes) y no me dijeron que la mancha no venía del remolcador", agregó Campitelli, para quien "no existe otro lugar de donde pudiese haber salido esa mancha".

"¿Para qué mandaron a los buzos si no salía de ese barco? Hay un montón de acontecimientos que no se explican claramente", argumentó el funcionario.

Versiones. Otra incógnita es por qué la mancha apareció en el agua casi 48 horas después de producirse el hundimiento del remolcador amarrado en la vieja bajada de la Cerámica.

Según la Municipalidad, puede pasar que la mancha recién se materialice dos días después: "Aparentemente era de gasoil o fuel-oil, con el tanque de combustible hundido el líquido sale y por la propia corriente puede pasar por abajo de la barrera porque las contenciones son superficiales".

Sin certeza sobre la composición del derrame, Campitelli recordó que apenas lo detectaron dieron aviso a Medio Ambiente de la provincia que se deslindó del tema al ser el Paraná jurisdicción de la Nación.

También afirmó que "nadie avisó" a la Municipalidad sobre la presencia del combustible en el agua: "Si no lo detectábamos nosotros, nadie nos avisaba, lo vimos porque hacemos controles constantes del río y de la planta, pero si no la vemos, nadie nos dice nada".

Desde Prefectura, en cambio, afirmaron que el remolcador "no tenía ni petróleo ni fuel-oil" y que sólo utilizaba gasoil, que en contacto con el agua se ve con un color tornasolado y no negro.

Aún así, Alvarez destacó que el corte del agua le pareció "una buena precaución", y que ante esto decidieron poner barreras también alrededor de la toma de agua de Beltrán, ya que "toda prevención es bienvenida".

Comentarios