Ovación
Jueves 12 de Mayo de 2016

Pole dance: nada de baile del caño

El sábado se celebrará el torneo mixto del Litoral de esta disciplina que combina danza y acrobacia y pone en juego fuerza y elasticidad. Participarán 33 atletas de 6 provincias de la región

La escena se centra en una barra de metal (o pole) sobre la que se entrelazan cuerpos. No transcurre en un club nocturno ni en un circo ni en un set de televisión. No hay música sensual, ni strip tease, ni efectos visuales. Se trata de un entrenamiento de pole (dance y sport) y transcurre en un estudio con dinámica de gimnasio. "Es que nosotros no hacemos el popularmente conocido baile del caño: esto es un deporte, una conjunción de distintas disciplinas, y nos preparamos para competir". La aclaración corre por cuenta de Mónica Avellaneda, desde hace cuatro años entrenadora de pole dance y pole sport, directora zonal de la Asociación Argentina de Pole Sport (AAPS) y organizadora del torneo mixto regional del Litoral que tendrá lugar este sábado 14, desde las 13.30, en la sala Lavardén (Sarmiento 1201).

Competirán 33 atletas de ambos sexos, de manera individual y en duplas, de distintas categorías (desde infantil a máster) y de distintas provincias: Misiones, Chaco, Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe. Es el único torneo que habilita a sus ganadores a participar de los campeonatos latinoamericano y argentino que se desarrollarán en Buenos Aires y al mundial de Pole, en China. Todos deberán mostrar en poquísimos minutos de exhibición que esto es un deporte y como resaltan, "no un show de Tinelli".

Parece simple porque así se ven los movimientos, pero subir a la barra vertical de 4 metros —fija o giratoria— y de 45 milímetros de diámetro, contornearse y suspenderse en el aire requiere de fuerza, resistencia, elasticidad, potencia, además de expresividad y coordinación. Todos aspectos, evaluados en una competencia junto a otros que serían más del orden de los estético (ver aparte).

"Hay distintas versiones de pole: coreográfico, que apunta al baile; exotic, como el que se ve en Tinelli, permite el uso de calzado y es el que más se mercantilizó y está este, el sport o deportivo", explicó Avellaneda.

"En Rosario hay varias escuelas y en la región ya suman miles que los practican si bien compiten unos 400 deportistas, 80 por ciento de los cuales son mujeres. El deporte creció y eso hizo que se agregaran categorías: en los dos últimos años compiten desde infantiles (a partir de los 7 años), juveniles (desde 15 años), senior (desde 18 a 40) a másters (más de 40)", dijo Avellaneda.

Entrenamiento. La entrenadora explicó la disciplina aprovechando una clase de entrenamiento con alumnos de distintas edades y categorías (Indiana, de 7 años; Victoria, de 16; Ivana, de 25; Eugenia, de 27; los hermanos y dupla en la barra, Rocío, de 24 y Rodrigo, de 22 y Julia, de 23).

"En una rutina de competición, los atletas deben completar la mayor cantidad de requisitos posibles en sólo 2 o 3 minutos. Se ponen en juego la danza —clásica y contemporánea—; la acrobacia con sus saltos mortales (en esta co- munidad se conocen como flit out y flit on); las destrezas en el piso —me- dialunas, paradas de manos, figuras—; las artes marciales, con la explosión de algunos movimientos y siempre la elongación", explicó mientras le pedía al grupo que hiciera las figuras en el aire y en el piso.

Y todos respondieron, primero precalentaron en el piso y luego sin ayuda de nadie, subieron. Apoyaron sus tibias y peroné en las barras, se dispararon hacia arriba contraponiendo la ley de gravedad, y se pusieron freno trabando el movimiento con las rodillas.

Entrenan por espacio de dos horas y media, enganchados, juegan con el aire con la mayor elegancia posible: liberan piernas, manos, torsos y giran sus cabezas, como si nada les implicara esfuerzo. Y encima sonríen.

"Es que eso también se califica", señaló Avellaneda, mientras le acomoda unos ladrillos flexibles a la más chiquita del grupo para que apoye sus pies y muestre una apertura que quebraría a más de uno en dos partes.

Desde hace tres años se organiza este torneo en Rosario (lo impulsa el estudio Mallakhamb y lo avala el Art Dance Studio de Buenos Aires. Pero esta vez participará en él una figura internacional como Bendy Kate (Inglaterra) y la rosarina María Luz Escalante, rosarina, sub campeona en el Mundial en Suiza 2010, será jurado oficial.

Un deporte nuevo

El pole es un deporte joven que aún no tiene reconocimiento para ser incorporado a los Juegos Olímpicos. Fue creado en el año 2003 y en los años siguientes pequeñas competiciones en diferentes regiones y países comenzaron adoptarlo. La Federación Internacional de Deportes Pole (IPSF) creó reglas, sistema de puntuación, políticas de seguridad, campeonatos nacionales y del mundo (el primero fue en 2012 con 45 atletas y sólo 5 hombres; en cambio en 2015 participaron más de 2.500 atletas, compitieron en 26 países para calificar en estos campeonatos).

"En rigor, los orígenes de esta disciplina hay que buscarlos en India, en el mallakhamba un deporte tradicional donde los varones realizan destrezas en un poste vertical de madera. En inglés se tradujo como gimnasia polo, de allí comenzó a desarrollarse", explicó Mónica Avellaneda.


Comentarios