Edición Impresa
Domingo 18 de Octubre de 2015

Pocos profesionales de la salud se ocupan del autismo

La asociación “TGD padres TEA Rosario” realiza actividades para que haya más conocimiento sobre este trastorno. Habrá una nueva charla gratuita para la comunidad.

Los padres con chicos con autismo decidieron autoconvocarse hace nueve años y empezar a luchar por los derechos de sus hijos. Hoy esta agrupación tiene 60 nodos en todo el país y forma una red con tres objetivos centrales: darle visibilidad a la problemática, concientizar a la población general sobre esta condición y capacitar a los profesionales de la salud en la detección precoz y el abordaje del autismo. Además de guiar y contener a los padres que reciben este diagnóstico en su familia.
  Sol Mateo es mamá y una de las integrantes del grupo TGD padres TEA Rosario. Contó que son muy pocos los pediatras que conocen los trastornos del espectro autista y por lo tanto el subdiagnóstico es alto. “Hay un estudio realizado sobre el conocimiento de los profesionales de la salud y allí se demuestra que saben muy poco sobre el autismo”, señaló la mujer. Por su parte, la psiquiatra especializada en autismo Belén Carpientti apuntó que los niños llegan cada vez más tarde a la consulta con el especialista.
  La profesional dijo a Más que se nota incluso cierto desconocimiento en el campo de la psicología. Se sabe poco sobre la aplicación de las terapias cognitivo-conductuales, que son las que más se utilizan para estos casos.
  En la Facultad de Psicología, en Rosario, recién ahora están empezándose a incorporar en la currícula teorías que no son psicoanalíticas y que permitirán preparar a los profesionales para tratar otros trastornos, explicó.
  Por esto una de las líneas de trabajo de la agrupación es la capacitación de médicos a partir de charlas a cargo de especialistas con años de experiencia. “El pediatra es el primer médico que ve a tu hijo y si detectaran antes el trastorno se podría avanzar mucho en la estimulación con mejores resultados”, declaró Mateo, y agregó que el hecho de que haya pocos especialistas es una gran carencia del Estado en sus políticas de salud. De hecho a nivel público existe un solo servicio para atender a chicos con diagnóstico de alguna de las discapacidades del espectro autista. Se llama El Ángel, funciona en el Hospital de Niños Zona Norte y tiene muchos chicos en lista de espera.
  Mateo comentó que el Concejo Municipal presta las instalaciones para las reuniones que se realizan los segundos sábados de mes entre padres y familiares. Están destinadas a quienes recibieron este diagnóstico y no saben cómo manejarse, están angustiados, tienen dudas y temores. “Se trata de aconsejar desde la experiencia, de padre a padre”, aclaró la mamá, y contó que este año se agregaron dos profesionales: la psiquiatra Carpinetti y el psicólogo Ramiro Mitre, especialistas en la materia que ejercen como orientadores.

Políticas públicas
  Después de cinco años, los integrantes del grupo de padres fueron recibidos por la intendenta Mónica Fein. En la oportunidad le presentaron un proyecto para capacitar a los empleados municipales de manera que sepan qué hacer cuando se les presenta un chico con autismo en alguna dependencia o espacio público. “Lo pensamos para aquellos que trabajan en lugares comunes como el Jardín de los Niños o la Granja de la Infancia, o en los centros de distrito donde pueden ir a hacer un trámite”, explicó Mateo.
  Asimismo están luchando por la aprobación de una ley para implementar medidas urgentes que permitan la plena inclusión de una persona autista en la comunidad.
   Cada 2 de abril, cuando se conmemora el Día Mundial de la Concientización del Autismo el grupo arma una carpa azul en la peatonal Córdoba o en el Monumento Nacional a la Bandera (como sucedió este año). Las experiencias fueron positivas ya que muchas personas se acercan a pedir información. “Explicamos que nuestros hijos son parte de la sociedad y tienen que poder ir a una plaza o las actividades que organiza el municipio y que todos deben saber cómo tratarlos y no discriminarlos, porque esa es una forma de inclusión real. No se trata de hacer talleres para chicos con autismo sino que puedan participar como todos de las distintas actividades, pero para eso hay que informar”, destacó.
  Actualmente hay chicos integrados en escuelas comunes y una joven con autismo forma parte de la orquesta del barrio Ludueña.

Estimulación y calidad de vida
  Sol tiene un hijo con autismo que concurre a una escuela secundaria común. Cuenta que los chicos con este trastorno tienen en general “dificultad para la comunicación y la sociabilización pero son muy inteligentes para entender lo que se les enseña”. A su hijo le encantan la historia, y Los Beatles. “Se leyó 13 libros de próceres”, relató feliz su mamá. “En la escuela le va superbién, hay que trabajar la parte social porque a los contenidos los comprende”.
  La mujer recalcó la importancia de detectar a tiempo lo que les pasa porque “estos chicos son una esponja y se puede mejorar mucho la calidad de vida con estimulación temprana y adecuada”.
  Sol reconoció que es muy difícil encontrar una escuela que los quiera admitir y que muchos peregrinan por muchas instituciones buscando un lugar para sus hijos, con toda la angustia y ansiedad que eso significa.
  Ahora se enfrentan a la problemática de la inserción laboral, todo un campo en que deberán abrirse paso.

María Laura Favarel

 

Nueva actividad

El sábado 24 de octubre, desde las 9, la psiquiatra Belén Carpinetti, dará una charla titulada “Hablemos de autismo” donde dará la definición de este trastorno y cuáles son las señales de alarma para tener en cuenta. También disertarán el psicólogo Ramiro Mitre, la fonoaudióloga Lucía Nocete y la docente Virginia Díaz. La actividad, organizada por la asociación TGD padres TEA Rosario, se realizará en la sede de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), en el aula magna de Pellegrini 1618. La actividad es gratuita, pero hay que inscribirse previamente a través del e-mail: jornadastgdpadresrosario@gmail.com.

Comentarios