Capitán Bermúdez
Sábado 05 de Noviembre de 2016

Plantaron un árbol y marcharon por la vida

La plaza Rodolfo Walsh, de Isola y Maestros Santafesinos (zona sur de Rosario) se convirtió en el punto de partida de la caravana "Plantate por una vida sin venenos", que unirá Rosario con la ciudad entrerriana de Basavilbaso, donde se desarrollará al Primer Encuentro Nacional de Pueblos Fumigados.

La plaza Rodolfo Walsh, de Isola y Maestros Santafesinos (zona sur de Rosario) se convirtió en el punto de partida de la caravana "Plantate por una vida sin venenos", que unirá Rosario con la ciudad entrerriana de Basavilbaso, donde se desarrollará al Primer Encuentro Nacional de Pueblos Fumigados.

Medio centenar de personas se dieron cita en un encuentro donde además de denunciar la contaminación y los efectos de las aspersiones, también se amenizó con grupos musicales, en un ambiente festivo.

El lugar elegido para la partida no fue aleatorio. En esa zona de Rosario funciona la organización Vecinos autoconvocados contra la Contaminación Agrotóxica, que viene peleando contra la presencia de silos cercanos al barrio y por la permanente presencia de cascarilla y residuos de cereal en los patios de sus casas.

Además de los organizadores, entre los que se encuentra la ONG Rosario es un Pueblo Fumigado, participaron del encuentro vecinos de otras localidades, como Roberto Sachi, de San José de la Esquina, quien contó la realidad que se vive en el pueblo con las aspersiones de agroquímicos.

En diálogo con LaCapital, Fernando Mut recordó que esta es la tercera caravana por una vida sin venenos, después de la que se hizo por la ruta 34, y la que unió Pueblo Esther con Capitán Bermúdez. Esta vez, los activistas van por más y unen 200 kilómetros en una recorrida interprovincial. "La idea es ir juntando pueblos y organizarnos para visibilizar el problema de los efectos de los agrotóxicos, para poder armar una red y conocernos", resumió.

Una decena de autos partió entonces con destino a Victoria, donde los esperan para sumar más vehículos y partir hacia Nogoyá. La caravana seguirá por Rosario del Tala hasta llegar a Basavilbaso, donde irán plantando árboles autóctonos y realizarán actividades abiertas a las propuestas de los vecinos autoconvocados de cada pueblo. Justamente ayer, en la Rodolfo Walsh, se plantó el primer ejemplar del itinerario.

La elección de Basavilbaso como localidad de destino tampoco es caprichosa. Allí se realizará el Primer Encuentro Nacional de Pueblos Fumigados, organizado nada menos que por docentes de la campaña Paren de Fumigar las Escuelas, de Entre Ríos.

Comentarios