Política
Martes 28 de Junio de 2016

Plan Quinita: sobreseen a Manzur, pero se complican Aníbal y Gollán

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, y el ex jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA) Héctor Méndez...

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, y el ex jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA) Héctor Méndez aseguraron ayer ante la Justicia que "no les consta" la existencia de "retornos" en la asignación de obras públicas durante el kirchnerismo.

Chediack y Méndez habían declarado al periodismo, la semana pasada, que en las concesiones de obras públicas durante el gobierno de Cristina Kirchner hubo corrupción, pagos adelantados a las empresas de Lázaro Báez y que la presidenta sabía de esas irregularidades.

Por eso, el fiscal federal Federico Delgado, quien tiene a su cargo la investigación por enriquecimiento ilícito del detenido ex secretario de Obras Públicas José López, les tomó declaración testimonial a ambos empresarios.

Delgado les pre guntó a los testigos si sabían de la existencia de coimas a funcionarios mientras López se desempeñó como secretario de Obras Públicas, entre 2003 y 2015, y ambos contestaron lo mismo: "No me consta".

"Lo que dije en declaraciones radiales es que queda en claro que a las empresas del grupo Austral o de Lázaro Báez se les pagaba en forma distinta al resto de los contratistas en términos más cortos y, aparentemente, con anticipo", testificó Chediack.

Minimizan dichos de Lanatta

Aníbal Fernández se despegó ayer de las afirmaciones de Martín Lanatta, condenado por el triple crimen de General Rodríguez, quien dijo que "recaudaba" para el ex funcionario. Fernández sostuvo que él es "un tipo serio" y que no quiere opinar "de estos mamarrachos", al tiempo que vinculó esas afirmaciones al presidente Mauricio Macri. Lanatta había afirmado desde la cárcel de Ezeiza que "Aníbal era el recaudador de Cristina Kircher" y que la ex presidenta "sabía de todos sus movimientos".

Comentarios