Edición Impresa
Jueves 17 de Enero de 2008

Pintados para la guerra

No está muy claro si una ordenanza o un decreto del Ejecutivo municipal de 1969 obliga a los clubes con pileta a tener un médico en forma permanente en sus instalaciones.

No está muy claro si una ordenanza o un decreto del Ejecutivo municipal de 1969 obliga a los clubes con pileta a tener un médico en forma permanente en sus instalaciones. Parece que el municipio decidió desempolvarla y ya hay varias instituciones, sobre todo de barrio, que se quejaron con un argumento categórico: "Vamos a tener que montar un consultorio con tres turnos porque la pileta está abierta todo el día". Algunos directivos creen que la exigencia no es razonable y ya se pintan la cara como para ir a la guerra.

Deportista crepuscular
Y hablando de piletas, Juan José Giani no descansa ni siquiera cuando descansa. Delgado y fibroso, el ex subsecretario de Cultura cuida de su estado físico y habitualmente nada en un club céntrico o sale a correr. Eso sí, la palidez nunca lo abandona. Parece que el sol no integra la lista de sus mejores amigos. Vampiro.

Comentarios