Ovación
Viernes 13 de Mayo de 2016

Pinola sufrió la fractura de la tibia derecha

El defensor canalla apenas jugó tres minutos y se lesionó al disputar el balón con Aguilar.

No todo fue alegría en Central tras el triunfo ante Atlético Nacional de Medellín. La nota negra de la noche fue la fractura de tibia que sufrió Javier Pinola, que le demandará varios meses de recuperación, más allá de que ayer no hubo información precisa sobre el tiempo de rehabilitación. Si se constató que será intervenido quirúrgicamente, posiblemente la próxima semana, cuando la zona afectada se desinflame por completo.

Lo que indicaron desde el cuerpo médico canalla fue que se trató de una fractura cerrada de la tibia derecha y que hoy mismo le realizarán los estudios prequirúrgicos. Además se le debió curar la herida que se le produjo. Una situación que fue lamentada por todos a la salida del vestuario ("Es una lástima por lo que es como jugador, pero sobre todo como persona. Es un pilar fundamental dentro del grupo", dijo Damián Musto). Es más, apenas finalizado el partido había mucha expectativa en el camarín, hasta que desde el sanatorio le enviaron al cuerpo técnico vía mail las imágenes de las placas que le habían realizado.

Para Central fue un baldazo de agua fría lo ocurrido con Pinola. Es que iban apenas 3 minutos de juego cuando el defensor se adelantó en el campo de juego para anticipar y asfixiar la salida de Atlético de Nacional. Ganó el balón que se le fue largo y no le quedó otra que ir al choque con Felipe Aguilar. Claro que el jugador canalla se llevó la peor parte. Fue fuerte abajo y el defensor colombiano levantó el pie derecho y con la parte de abajo del botín impactó de lleno en el tobillo del pelado.

Inmediatamente hizo gestos de que el golpe había sido fuerte, pero siempre estuvo quiero en el piso. Llegó Herrera al lugar y rápidamente hizo señas al banco de suplentes y al carrito de emergencia para que ingresen a tenderlo. El primer gesto de Musto fue tomarlo de los hombros y consolarlo. En ese momento ya todo el estadio sospechaba de que se trataba de una lesión seria.

Cuando el carrito salió del campo de juego Pinola, quien tenía chances de integrar la lista de la Copa América de EEUU intentó pararse, pero no lo dejaron. Y no sólo eso, sino que sujetaron ambas piernas a la camilla. De allí, directamente al vestuario (los hinchas corearon su nombre durante un largo rato) para ser trasladado al sanatorio Mapaci (fue acompañado por uno de los masajistas) para realizarle los estudios que determinaron la fractura de la tibia.

Embed


Comentarios