Amia
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Pinedo: "Lo normal es hacer un juicio político"

El titular provisional del Senado, Federico Pinedo, advirtió ayer que la eventual remoción de un magistrado se tramita a través de un juicio político ordenado por el Consejo de la Magistratura, al salir al cruce del reclamo de políticos, empresarios y periodistas para que el juez federal Daniel Rafecas sea destituido por "parcialidad intolerable".

El titular provisional del Senado, Federico Pinedo, advirtió ayer que la eventual remoción de un magistrado se tramita a través de un juicio político ordenado por el Consejo de la Magistratura, al salir al cruce del reclamo de políticos, empresarios y periodistas para que el juez federal Daniel Rafecas sea destituido por "parcialidad intolerable".

Si bien consideró una "barbaridad" que Rafecas haya cerrado la causa en la que estaba involucrada la ex presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de Irán en el atentado a la Amia —tal la denuncia formulada por el fallecido fiscal Alberto Nisman—, Pinedo afirmó que para remover a un juez "lo normal es hacer el pedido de juicio político".

"Mi forma de actuar me hubiera dicho: «Si te parece que hizo mal, hacé un pedido de juicio político como se hizo con (Norberto) Oyarbide y listo»", aseguró el senador nacional, y agregó: "Tenemos que garantizar que las instituciones funcionen".

"La destitución de los jueces se pide normalmente al Consejo de la Magistratura, que pide el juicio político", alertó Pinedo.

El senador nacional fue contundente en su posición, más allá de tener una visión crítica por la actuación de Rafecas en la causa por presunto encubrimiento de Irán en el ataque a la Amia.

"Enterrar lo que hizo Nisman en diez minutos, en un tema que era dramático para la Argentina, a mucha gente le debe haber parecido una barbaridad. Yo soy de los que le pareció una barbaridad", enfatizó.

No obstante, reiteró que el apartamiento de un juez se hace a través del juicio político.

Consultado sobre si no consideraba inconveniente la "presión" que, a través de esa carta pública, buscaron ejercer los firmantes para remover a Rafecas, Pinedo remarcó: "No crea que (los consejeros) van a tener tanta presión".

"El Consejo de la Magistratura es un grupo de duros, son representantes de jueces, de los colegios de abogados, de los senadores, de los disputados; no creo que sientan demasiada presión porque alguien publique una solicitada", razonó.

El titular provisional del Senado destacó: "Si las instituciones funcionaran, no habría que hacer tanta alharaca. Tenemos que hacer este esfuerzo cultural de hacer que las instituciones, que son las que nos garantizan el largo plazo como argentinos, funcionen".

"Este es un trabajo cultural complejo; (hay) mucha pequeñez, mucho acostumbramiento a que todas las instituciones son utilizadas para lo contrario para lo que sirven", señaló el legislador.

Comentarios