Cartas de lectores
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Pienso en Camilo Cienfuegos

Ha muerto Fidel Castro, se apagó la vida de uno de los líderes de la Revolución Cubana. Ante este acontecimiento no puedo dejar de pensar en el comandante revolucionario Camilo Cienfuegos Gorriarán, quien era al momento de su muerte, con 27 años, el responsable principal del Ejército Rebelde.

Ha muerto Fidel Castro, se apagó la vida de uno de los líderes de la Revolución Cubana. Ante este acontecimiento no puedo dejar de pensar en el comandante revolucionario Camilo Cienfuegos Gorriarán, quien era al momento de su muerte, con 27 años, el responsable principal del Ejército Rebelde. Cienfuegos, de ideas libertarias, se enfrentó con los hermanos Fidel y Raúl Castro luego de la detención de Huber Matos y murió a causa de ese enfrentamiento. No se trata de contraponer figuras pero sí concepciones acerca de lo que es una transformación social profunda y lo que es un cambio político. La Revolución Cubana no sólo se hizo con las luchas en Sierra Maestra. Un vasto movimiento proletario, cuyos antecedentes se remiten a fines del siglo XIX, contribuyó al derrocamiento de la dictadura de Fulgencio Batista. Poco se habla de ello pero está documentado que los anarquistas participaron activamente del movimiento insurreccionalista antidictatorial. Es imposible no recordar aquellas imágenes en las que se puede ver a Fidel Castro, en una de las conferencias de prensa liminares de 1959, preguntarle a Cienfuegos: "¿Voy bien Camilo?". Tiempo después comenzaron las distorsiones del proceso de cambio y Camilo Cienfuegos no sólo no asintió las palabras de Fidel sino que se alzó en armas contra él, su hermano y sus políticas. Ha muerto Fidel Castro, el último protagonista relevante de la "Guerra Fría". Luces y sombras sobre su figura. Es insoslayable evocar a Camilo Cienfuegos, sus métodos y concepciones socialistas libertarias contrapuestos a los del líder fallecido, pragmático, y que gobernó más de medio siglo la isla caribeña. Repudiamos a quienes festejan. Nunca haremos la exaltación de la muerte. Estamos a favor de la vida y la libertad, las que sólo serán posibles en sociedades muy distintas a las vigentes.

Carlos Solero


Comentarios