Policiales
Miércoles 29 de Junio de 2016

Pidieron 22 años de prisión para el acusado de un crimen

Lo hizo el fiscal Guillermo Corbella en el juicio que se sigue a Leandro Vinardi por el homicidio de Sergio Pared. La defensa solicitó la absolución.

La credibilidad que para el tribunal merezcan los dichos de una testigo podría terminar inclinando la balanza en el juicio por el crimen de Sergio Pared por el que se juzga a Leandro "Pollo" Vinardi. Es que tanto el fiscal Guillermo Corbella como el defensor Fausto Yrure basaron sus alegatos finales de ayer en la declaración de Brenda, la hija del hombre asesinado en la puerta de su almacén de Doctor Riva al 2700 el 14 de febrero de 2013.

Mientras el acusador pidió 22 años de prisión basado en los testimonios que sindican al Pollo como autor del balazo mortal, el defensor pidió la absolución y se dedicó a rebatir las declaraciones bajo la premisa: "Nadie vio nada". Por su parte, el acusado se proclamó inocente ante los jueces Julio Kesuani, José Luis Mascali y Gustavo Salvador que mañana emitirán su veredicto.

Polémico. El juicio a Vinardi transcurrió en un marco polémico por la pertenencia que se le adjudica a la banda de Los Monos. Y porque al inicio del debate trascendió que uno de los testigos clave había dado vuelta su declaración, lo que se atribuyó a una supuesta extorsión o pago a partir de escuchas a miembros del clan Cantero. La polémica no se ser zanjó en el debate al que Brian O. no asistió por no haber sido localizado.

En los alegatos de cierre de ayer, el fiscal expuso las pruebas que a su entender demuestran la autoría de Vinardi. Entre los testigos, sólo Brenda dijo haber visto y reconocido al Pollo. Dijo que el acusado disparó desde un Chevrolet Astra negro cuya patente le había arrimado un vecino. "No había impedimento para que lo viera, según los datos de planimetría", esgrimió Corbella sobre un testimonio al que consideró "convicente".

El fiscal también recordó los dichos de la viuda, Ramona Acosta, que si bien no vio al tirador dijo que su marido agonizante acusó al Pollo. Y apeló también a los dichos por escrito de Brian O., que sindicó a Vinardi más de una vez en declaraciones hasta que en noviembre pasado se desdijo alegando que había sido presionado por la familia de la víctima. También expuso como evidencia que Vinardi circulaba en un auto como el descripto en los testimonios que luego Yrure se dedicó a rebatir.

"Brenda nos mintió a todos en la cara", disparó el defensor, para desplegar un minucioso análisis de las contradicciones de quien fue la única testigo ocular que declaró en el juicio. Yrure recordó que antes de la audiencia Brenda nunca dijo haber visto a Vinardi cara a cara. Destacó que su madre afirmó que la joven había salido detrás de ella, por lo que no pudo haberlo visto. Y afirmó que el primer vecino en salir a la calle tras oír el disparo —tampoco declaró en el debate— aseguró que el auto desde el que habían disparado ya estaba en plena fuga.

"Nadie vio nada", dijo el abogado, y remarcó las contradicciones entre distintos testimonios, especialmente los de Brian O. al que calificó como "uno de los dos testigos inventados" y lamentó que no fuera al debate. El defensor alegó que como la evidencia no era suficiente, el fiscal echó mano a cuestiones laterales que también apuntó a desbaratar.

Yrure desmereció las denuncias por amenazas de la familia Pared contra Vinardi, sostuvo que el Astra no pudo ser visto por nadie ya que el vecino que salió a la calle primero no alcanzó a distinguirlo y descartó las vinculaciones de Vinardi con Los Monos: "Todos conocen la causa con más de 30 imputados de todos los colores y Vinardi no figura. Ni siquiera en las escuchas para favorecerlo en esta causa es mencionado".

"Injusto". "No maté a nadie, llevo dos años preso injustamente. Quiero volver a estar con mi familia, que es trabajadora. Soy inocente y no soy ningún mafioso ni nada", dijo finalmente Vinardi, de 30 años.

Comentarios