Edición Impresa
Jueves 07 de Julio de 2011

Piden una política plurilingüe para las lenguas extranjeras y aborígenes

Los profesores de idiomas y de los pueblos originarios, preocupados por los cambios que se vienen en la provincia para el secundario

Los profesores de lenguas extranjeras y aborígenes de la provincia de Santa Fe no tienen dudas de que la mejor enseñanza que pueden ofrecer a sus alumnos es la que se sustenta en el plurilingüismo. Es decir, que no sea sólo el inglés el idioma que tenga lugar en las aulas públicas, sino un modelo donde prevalezca la comunicación con el otro, la cooperación y la diversidad cultural. Por eso muestran su preocupación por la falta de una política lingüística coherente en la provincia. Las conclusiones de una jornada reciente mostraron la casi nula enseñanza de otras lenguas en el sistema escolar público (sólo en 14 escuelas públicas secundarias de la provincia —3 son de en Rosario— se enseña italiano). También la necesidad de atender a la educación intercultural de los pueblos originarios; y la demanda de una presencia activa y real de estos docentes en los diseños y organización de esta enseñanza en las clases santafesinas.

El año pasado y casi con el brindis de Navidad, las escuelas secundarias se sorprendieron con el diseño curricular que les bajó el Ministerio de Educación de Santa Fe, donde se proponen los cambios  para este nivel. Entre varias novedades, los profesores de lenguas extranjeras se encontraron con “un discurso plurilingüe” de esta enseñanza, pero que a la hora de aplicarse sólo da lugar al inglés.

Peticiones. Los reclamos de estos educadores, orientados y argumentados en un sólido discurso académico y apoyado en la experiencia que ofrece la práctica pedagógica, no tardaron en llegar. Se hicieron para que la provincia se ponga en consonancia con los diseños de Nación, donde aseguran sí hay una propuesta plurilingüe.

Estas peticiones fueron acompañadas por una serie de solicitudes de audiencia a la ministra de Educación, Elida Rasino, jamás respondidas. Recién pocos meses atrás lograron sumar a la comisión de educación de la cámara de Diputados de la provincia. Fueron recibidos por los legisladores Sergio Liberati (PS) y Marcelo Gastaldi (PJ), presidente y vice respectivamente de dicha comisión, quienes atendieron el reclamo.

Lo que siguió es la presencia de la directora provincial de Educación Secundaria, Nora Reina, en esta cámara. La funcionaria sólo logró un ensayo de respuesta a la lista de interrogantes que los profesores alcanzaron. No pudo precisar por qué la provincia de Santa Fe no tiene un referente de lenguas extranjeras en la comisión nacional que prepara un documento con directivas sobre lo que debe ser la enseñanza de idiomas en la Argentina, y desde ya para opinar con solidez sobre el tema en Santa Fe. Menos cómo y de qué manera se dan las consultas con las que se argumenta se elaboran los diseños, por citar algunos de los cuestionamientos planteados.

Jornada plurilingüe. Lo cierto es que con la convicción que volver a la época de la Reforma Educativa de los 90 —donde se sostuvo un modelo similar al que se impulsa oficialmente ahora—, sería de un gran atraso para la educación santafesina, los profesores de lenguas extranjeras siguen con su petición para asegurar aprendizajes de calidad para todos.

En el marco de esas acciones, el jueves 30 de junio pasado realizaron la Jornada “Educación y plurilingüismo”, en el Instituto de Educación Superior Olga Cossettini. El frío no impidió que participaran más de 160 educadores y estudiantes de estos profesorados.

La primera parte de la jornada dio lugar a las disertaciones de los especialistas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Roberto Bein y Elvira Arnoux. “Toda política lingüística requiere de dinero; que un Estado invierta dinero es un hecho, una demostración de la sociedad que se quiere preservar”, se lo escuchó reflexionar a Bein en uno de los tramos finales de su disertación. Y a su colega, Arnoux, defender “el término plurilingüe como una muestra que no es sólo el inglés lo que hay que enseñar en las escuelas, sino todas las lenguas”.

Uno y otra apuntaron a la necesidad de que los idiomas sean parte de los profesorados docentes, como una manera de ofrecerles una formación integral, comunicativa y diversa a los futuros maestros.

Mesa redonda. Más tarde llegó la mesa redonda “La política lingüística en Santa Fe: bajo la lupa”, a la que estaba invitado el Ministerio de Educación de Santa Fe, pero que no participó. Sí se dieron cita en ese panel los profesores Reynaldo Cabrera y Ofelia Morales, representantes de la comunidad Qom (y en cierta manera de las demás lenguas aborígenes); Carlos Italiano, referente del idioma italiano; Griselda Feldman, educadora de francés y Elsa Dobboletta, en representación de los profesores de inglés.

El espacio se ordenó en base a tres preguntas centrales que indagaron sobre el panorama actual de la enseñanza de los idiomas en el sistema escolar santafesino, la influencia que han tenido las distintas asociaciones en las políticas lingüísticas en la provincia y las medidas emprendidas para hacer valer el plurilingüismo.

Las respuestas se pueden resumir en la evidente hegemonía del inglés en las aulas, en la casi nula existencia de otras lenguas en el sistema escolar público, en el reclamo de la enseñanza intercultural de los pueblos originarios, y en la demanda de una presencia activa y real de los docentes en los diseños y organización de estos aprendizajes en las escuelas santafesinas.

Comentarios