La ciudad
Martes 24 de Mayo de 2016

Piden regular la apertura de bares para no saturar la oferta

Se lo plantearon ayer los gastronómicos a la intendenta Fein. También quieren que haya licencias para ejercer la actividad.

Tras el encuentro que los empresarios gastronómicos locales mantuvieron ayer con la intendenta Mónica Fein quedaron sobre la mesa varias iniciativas que los privados dejaron en manos de los funcionarios. Uno de ellos busca la creación de una licencia para ejercer la actividad, donde se registren datos del emprendedor, se certifiquen normas de calidad en la manipulación de alimentos y se ejerza la venta responsable de alcohol. "Es el punto de partida para insistir con la regulación por zonas, porque si la demanda es constante y se multiplica la oferta, todos pierden", consideró el vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hotelero Gastronómicos, Carlos Mellano.

El encuentro con Fein se produjo en la mañana de ayer donde se repasó una agenda de trabajo para una acción conjunta. (ver aparte)

Luego, y en diálogo con LaCapital, Mellano contó que se llevó del Palacio de los Leones la promesa de que en la reglamentación de los Food Trucks se iba a contemplar el pedido empresario para que no existan tergiversaciones.

También se tomó nota de la queja de la "desventaja competitiva" de los bares culturales que cuentan con beneficios tributarios. "Hoy la temática se ha diversificado y el negocio es cada vez más dinámico. Hay bares que venden ropa, libros y dan de comer. Si una ONG recauda para el bien común es una cosa, pero otra es que se venda y sea un competidor. Queremos reglas claras para todos, sino terminamos en peluquerías que dan de comer", destacó el gastronómico.

Corregir excesos. En cuanto a la planificación y regulación de las zonas gastronómicas, los empresarios quieren "corregir los excesos de oferta" en determinados lugares de Rosario. Algo que el propio Mellano admitió que no resultará tan sencillo, pero cuyo primer paso será la creación de una licencia gastronómica con venta responsable de alcohol.

"Hay que empezar a trabajar desde lo provincial o municipal para que de la mano de la licencia de alcohol y comida se controle más. Un ejemplo: hay maxiquioscos que venden indiscriminadamente alcohol, café, carlito. También está lleno de quiosquitos donde se hacen previas", subrayó Mellano.

Por esto el filtro que encontraron desde la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Rosario (Aehgar) apunta a "impedir la precarización, la pauperización y se acote un poco la oferta". Luego avanzar en la zonificación "para planificar la inversión y la oferta, que existan alternativas y la oferta no se agote en un lugar determinado. A veces la oferta es tan grande que todos se debilitan y los números no le cierran a nadie", justificó Mellano.

En la estrategia de los privados se incluye una suerte de protocolo para inversionistas, donde se faciliten herramientas desde el Estado, pero también se impongan obligaciones. "Hay muchos que entran al mercado y no conocen el negocio. Deben quedar quienes acepten las reglas del juego", cerró Mellano.

Entre los temas pendientes que los hotelero-gastronómicos le pidieron a Fein, hay un listado de obras que desde el Estado servirían para potenciar a Rosario y darle mayor competitividad a la hora del turismo receptivo.

Entre ellas, jerarquizar el Patio de la Madera, avanzar en ideas conjuntas para reconvertir el predio de la Ex Sociedad Rural y concretar la reforma del Anfiteatro Humberto de Nito.

Comentarios