Amia
Lunes 19 de Septiembre de 2016

Piden que se investigue la muerte del fiscal Nisman como "un delito de lesa humanidad"

La querella que representa a Sara Garfunkel hizo la presentación a fin de que no prospere el planteo de nulidad hecho por la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino sobre la inervención del FBI en las pericias criminológicas.

La querella que representa a Sara Garfunkel, la madre del fiscal Alberto Nisman, planteó ante la Justicia que la muerte de su hijo ocurrida en enero de 2015 sea considerada un "delito de lesa humanidad".

Lo hizo al responder una "vista" del juzgado de instrucción a cargo de la jueza Fabiana Palmaghini sobre un planteo de "nulidad" formulado por la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino sobre la eventual intervención del FBI en un peritaje criminológico en el marco de la causa que aún permanece abierta.
"El suceso investigado constituye un delito de lesa humanidad, por ende imprescriptible, en cuanto se trata del homicidio agravado en un escenario de zona liberada"
Entre otros argumentos, la defensa de Lagomarsino consideró que la intervención de organismos extranjeros en un peritaje podría afectar, entre otras cuestiones, la premisa del "plazo razonable" que deben durar las causas y, especialmente, las imputaciones sin una solución definitiva.
El abogado Pablo Lanusse, quien representa a Garfunkel, respondió que "resulta inadmisible invocar la supuesta afectación del plazo razonable en beneficio de Lagomarsino, de atender también los derechos inherentes a la víctima así como la trascendencia y gravedad que configura el objeto procesal de los autos principales".
"El suceso investigado constituye un delito de lesa humanidad, por ende imprescriptible, en cuanto se trata del homicidio agravado en un escenario de zona liberada perpetrado contra el fiscal general Natalio Alberto Nisman y consumado a raíz de su rol funcional como titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones del Atentado contra la Amia", subrayó Lanusse.
madre.jpg
Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, participa como querellante en la causa que investiga la muerte de su hijo.
Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, participa como querellante en la causa que investiga la muerte de su hijo.

La declaración de la muerte de Nisman como delito de "lesa humanidad" significaría que la causa no prescribiría nunca y posibilitará mantener abierta la investigación hasta que estableciera la verdad de lo que le ocurrió al ex titular de la UFI Amia.
La jueza Palmaghini avanza con la investigación por la muerte de Nisman, mientras que la Corte Suprema de Justicia debe resolver si el expediente debe ser analizado por la justicia de instrucción ordinaria o la federal.
La semana pasada, la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, avaló que el máximo tribunal entienda en el planteo, al mantener el recurso de "queja" planteado por el fiscal ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, para que la Corte defina la cuestión de la competencia; de todas maneras, el caso hubiera llegado a la Corte por pedido de las querellas.
madre.jpg
Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, participa como querellante en la causa que investiga la muerte de su hijo.
Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, participa como querellante en la causa que investiga la muerte de su hijo.

La fiscalía y las querellas sostienen que Nisman fue asesinado por sus actividades como fiscal, y en tal sentido la competencia de la investigación debe recaer en el fuero federal penal porteño.
Hacia allí había ido el expediente en el verano pasado, para ser analizado por el juez Julian Ercolini, pero la Cámara de Casación porteña, a pedido de la defensa de Lagomarsino, entendió que la decisión era equivocada y regresó la causa al fuero ordinario.

Comentarios