Educación
Sábado 29 de Octubre de 2016

Piden no fumigar cerca de las aulas

Comunidades educativas de Rosario y de la capital santafesina se movilizan contra agrotóxicos. Caravana a Basalvilbaso.

"Con una caravana, enlazando pueblos y escuelas afectadas por las fumigaciones contaminantes, el 4 de noviembre a las 18, desde la plaza Rodolfo Walsh, (Isola y Maestros Santafesinos, cerca del Parque del Mercado) marcharemos hacía la localidad entrerriana de Basalvilbaso", indica Fernando Mut, docente y miembro de grupos Vecinos Autoconvocados contra la Contaminación Agrotóxica (Vacca).

También en Rosario se "realizará una radio abierta para difundir la situación de los habitantes de esa zona, que concentra 180 silos, expuestos a múltiples problemas de salud y ambientales por la constante carga y descarga de cereales en buques y camiones toda hora".

Además, indicaron que "La ruta de la caravana recorrerá los pueblos de Victoria, Nogoyá y Rosario del Tala, donde se plantará un árbol y habrá actividades abiertas a la propuesta de los habitantes de cada pueblo. El tramo final se llevará a cabo el sábado 5 por la mañana en la ciudad entrerriana de Basavilbaso, que será sede del «1 Encuentro de Pueblos Fumigados» organizado por docentes entrerrianos de la campaña Paren de Fumigar las Escuelas".

El educador explica: "El diagnóstico es el mismo del de hace diez años, las escuelas no tienen ningún tipo de protección contra los que fumigan, no hay norma que prohiba las aplicaciones cerca de una escuela. Además la ley es muy difusa y en cada ciudad hay ordenanzas que cambian las condiciones para las fumigaciones".

También advierte que hay una indiferencia general en algunos sectores de la sociedad y comunidades educativas, a lo que se suma el desconocimiento sobre los problemas vinculados a la salud, y además mucha gente trabaja en localidades donde las fumigaciones son tomadas como actividades de gran importancia en lo económico.

Desde gremios y el Estado

Fernando Mut remarca la urgencia de "impulsar este tema desde el nivel sindical, ya que el Estado parece no darle importancia".

Advierte que trabajó "desde 1991 al 2014 en una escuela de Uriburu al 7500, zona que era de producción hortícola y solían fumigar los terrenos cercanos al establecimiento. Ahora, al ser zona de promoción industrial, desaparecieron los campos de sembradío de soja".

"Con el grupo de Pueblos Fumigados participamos en caravanas también en 2015. En esa zona el puerto y un gran silo, desde donde se despide al aire una cascarilla que luego se acumula en las casas. Este polvillo en suspensión no es solo tierra. Sino que lleva consigo residuos de agrotóxicos (pesticidas como glifosato y fosfina, entre otros) son profundamente nocivos para la salud humana, y de gran impacto sobre el medio ambiente", indica sobre los estudios realizados.

"Está ampliamente probado (salvo por las autoridades que son cómplices de esta situación) que estos agrotóxicos, con los cuales fumigan las plantaciones de cereal causa alergias, irritación de ojos, problemas en la piel, en el sistema nervioso y cáncer. Es decir que estamos permanente y sistemáticamente bombardeados con veneno", afirmaron los vecinos del barrio.

En 2015 se realizó una Caravana por la Vida que unió por la ruta 34, las ciudades de Rosario y Ceres. En ese momento la consigna fue: "Los agrotóxicos matan, la indiferencia también. Plantate por una vida sin venenos".

El recorrido realizado en 2015, más de 50 autos,, bicicletas y motos. Los vecinos movilizados recorrieron las comunas y ciudades de Ibarlucea, Lucio V. López, Totoras, San Genaro, Rafaela, Hersilia, Arrufó y Ceres.

Arroyo Leyes

Por otra parte un grupo de vecinos de Arroyo Leyes, a 11 kilómetros de Santa Fe capital, exigen la suspensión de las fumigaciones. "En la Escuela 30 Domingo Guzmán Silva, donde funcionan una escuela primaria, una secundaria y un jardín de infantes, hay hacinamiento, falta agua potable y cloacas, además de tomar agua de napas que están bajo campos fumigados", indica Facundo Viola, uno de los tantos vecinos que se autoconvocaron en la localidad de Arroyo Leyes.

"Se registran casos de chicos con fiebre aguda, empachos, molestias respiratorias y gastroenteritis, que se vinculan con los efectos de los agrotóxicos. Una maestra también fue afectada por estas molestias y el médico dijo que no duda en se debe a esta situación que se vive en el poblado", indica Facundo Viola.

Y agrega Facundo que esta situación de descontrol y contaminación de la tierra y aguas "no sólo afecta a humanos sino que ya observaron pájaros muertos y secos". Sostiene que "exigimos más control no sólo para nosotros sino para todos aquellos que pueden llegar a consumir el producto fumigado".

Comentarios