Policiales
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Piden 16 años de prisión para acusado de entregar a la víctima de un crimen

Es la pena que solicitó la Fiscalía para David Enrique López por el asesinato de Lucas Escalada, en junio de 2014 en villa Banana

"No aguanto más estar detenido por algo que no hice. Pido que se haga justicia y se demuestre mi inocencia", dijo ante los jueces David Enrique López, de 30 años y acusado de haber participado en el crimen de Lucas Ezequiel Escalada en 2014 villa Banana. El ejecutor del homicidio, Germán Abel Carabajal, de 27 años, no llegó a esta instancia por ser asesinado en enero de 2015.

El fiscal Miguel Moreno acusó a López como partícipe primario de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y requirió una pena de 16 años de prisión a los jueces Gonzalo López Quintana, Carlos Leiva y Delia Paleari, quienes se expedirán mañana. Además, el representante del Ministerio Público de la Acusación pidió que se incorpore como antecedente una condena de 6 meses por encubrimiento y el procesamiento dictado por el juez federal Marcelo Bailaque a López, lo que fue aceptado por el tribunal.

"Tuve problemas con las adicciones, pero pude salir adelante. Tengo un hijo de 7 años y una nena de un año y cuatro meses. Lo que me está pasando es una injusticia y estoy perdiendo la crianza de mis hijos", dijo López ante los jueces. Y agregó: "La mayoría de mis familiares son policías y me enseñaron lo que está bien y lo que está mal. Quiero salir en libertad para ser policía y tener un trabajo en blanco".

El hecho. Para el fiscal, David López tuvo un "rol protagónico" en el crimen de Escalada, un albañil de 22 años baleado el 22 de junio de 2014 en Ocampo y Felipe Moré. Lo acusó de señalarle la víctima al homicida cuando caminaba por el barrio.

Lucas Escalada y Germán Carabajal nunca había tenido conflictos previos, pero un día antes del crimen un hermano del primero baleó en una pelea a un hermano del otro. En ese marco, el fiscal dijo: "Merced a la intervención de López, las vidas de Carabajal y Escalada se cruzaron de manera trágica aquel día".

Para sostener la acusación se basó en dos de los testimonios presentados en las audiencias. El de Emiliano R., que dijo haber escuchado a López decirle a Carabajal: "Ahí pasa el hermano del gil que le pegó a tu hermano, andá a pegarle"; y el de Débora L., quien sostuvo que López "se jactó de su conducta" y que el mismo acusado dijo: "Yo trabajo para él (Carabajal) y se lo tuve que entregar". Finalmente, la misma mujer manifestó haber escuchado en la playa del "Caribe canalla" que López dijo: "Yo no lo maté, sólo le entregué".

A su turno, el defensor público Gonzalo Armas pidió la absolución del acusado por la ausencia de pruebas que lo vinculen con el homicidio. "El alegato de la fiscalía mostró la debilidad de las afirmaciones para poder culpar a López y solamente se basó en conjeturas", dijo. El letrado también requirió la nulidad de la acusación porque "no se determinó la relación clara, precisa y circunstancial" del imputado con el hecho.

En la esquina. En el inicio del juicio oral López explicó que el día del hecho estaba tomando una gaseosa con su mujer y unos amigos en Felipe Moré y Ocampo cuando observó que pasaron dos muchachos y una chica que iban a comprar la "porquería" (droga) a un quiosco detrás de las vías. "En ese momento vi a Carabajal que estaba con Eduardo S., que vendía droga en el barrio. Eran amigos y estaban parados uno enfrente del otro. Al rato, los tres que habían ido a comprar la porquería salieron por Felipe Moré y Ocampo. Entonces Eduardo se le acercó a Carabajal, le entregó un arma y «El niño Jony» le dijo: «Ese es el hermano del que le tiró a tu hermano». Carabajal corrió con el arma y cuando lo alcanzó (a Escalada) le disparó al tórax. Le dijo: «Esto es por lo que le hiciste a mi hermano». Y después le tiró otro balazo".

Sin embargo, el fiscal Moreno sostuvo que López "advirtió la presencia de Escalada en esa esquina porque lo conocía. Nadie pone la atención en alguien que no conoce". E indicó que el hombre acusado fue procesado por el juez federal Marcelo Bailaque por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Comentarios