Economía
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Petróleo: acuerdo histórico para bajar la producción

Los miembros de la Opep llegaron a un consenso tras ocho años, lo cual mejora la situación de países productores. Se dispararon los precios

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) llegaron ayer a un acuerdo preliminar para reducir la producción de crudo por primera vez desde la crisis financiera global de hace ocho años, lo que empujó al alza los precios, que se habían desplomado durante los dos últimos años y debilitado las economías de naciones productoras de crudo.

El acuerdo fue alcanzado tras varias horas de negociaciones en Argelia, aunque aún se tienen que concretar los niveles de producción en la reunión de la Opep de noviembre en Viena, Austria.

El acuerdo preliminar limitará la producción del organismo a entre 32,5 y 33 millones de barriles por día, dijo Mohammed Bin Saleh Al-Sada, ministro de Energía e Industria de Catar y actual presidente de la Opep. "La reunión de Argel fue muy larga pero histórica", declaró.

La producción actual conjunta de los países productores es de aproximadamente 33,2 millones de barriles diarios.

El precio del petróleo estadounidense de referencia repuntó 2,38 dólares, un 5,3 por ciento, a 47,05 dólares por barril en el mercado de materias primas de Nueva York y el crudo Brent del Mar del Norte subió 2,72 dólares en Londres, un 5,9 por ciento, a 48,69 dólares por barril.

Desacuerdos de mucho tiempo atrás entre los adversarios regionales Arabia Saudí e Irán habían mermado las esperanzas de llegar a un acuerdo durante las negociaciones de ayer. En principio, Irán se había resistido a recortar la producción, ya que está tratando de restaurar su industria petrolera tras emerger a inicios de este año de sanciones internacionales relacionadas a su programa nuclear. Según el acuerdo alcanzado, se permitirá de manera excepcional a Irán incrementar su producción a 3,7 millones de barriles diarios, indicaron participantes de la reunión.

El crudo se vendía en poco más de 100 dólares por barril a mediados de 2014, pero a principios de este año cayó a menos de 30 dólares. Esos precios dañaron fuertemente a muchas naciones productoras, particularmente a Venezuela y Nigeria, miembros de la Opep, pero también a Rusia y Brasil.

Un pedido de Venezuela. Justamente ayer, el ministro venezolano de Energía, Eulogio del Pino, reveló que las cantidades y la duración del preacuerdo logrado en Argel por la Opep se decidirán durante la reunión formal prevista para el 30 de noviembre en Viena y dijo también que se negociará durante las próximas semanas con los productores externos para que se sumen al pacto. "Creo que es una solución excelente y vamos a contactar a los países no Opep para ver cómo se van a incorporar y cuanta producción van también ellos a incorporar en esta fijación de la producción con la que esperamos estabilizar el mercado definitivamente", argumentó.

"Van a ser discusiones técnicas a muy alto nivel para hallar la cuota de producción. Decidiremos en noviembre por cuanto tiempo y qué países no Opep se van a incorporar al acuerdo", recalcó antes de subrayar que se ajusta a los parámetros propuestos por Venezuela durante el verano pasado.

Ayer, Del Pino ya apremió a sus colegas de la Opep a llegar rápido a un acuerdo para evitar que el precio del petróleo siguiera en manos de los especuladores. También subrayó que si no se tomaban medias de forma urgente el mercado desembocará en el colapso de los precios.

La decisión impactó con fuerza en los principales mercados mundiales, que ayer cotizaron al alza por el histórico acuerdo alcanzado (ver aparte).

Comentarios