Central
Jueves 13 de Octubre de 2016

Petición denegada

Central contestó con un comunicado que no recibirá hinchas visitantes en el clásico.

Tal como se preveía, Rosario Central no le entregará entradas a Newell's para el clásico del 23 de octubre, por lo que el partido se jugará sólo con simpatizantes locales, en este caso canallas, como viene ocurriendo en los últimos años. La negativa por parte de la comisión directiva auriazul se cristalizó ayer, por intermedio de un comunicado, en lo que fue la respuesta a la carta que el martes le había enviado la dirigencia leprosa al presidente Raúl Broglia (también envió una al ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro) solicitando cuatro mil localidades, las que iban a contar con reciprocidad cuando la Lepra fuera local, en la 24ª fechaeste torneo.

Desde el mismo momento en que se conoció la petición por parte de Newell's a través de una carta, en Central imaginaron que la posibilidad de recibir hinchas visitantes era inviable. No sólo en el clásico que se avecina, sino en cualquier otro partido. Aun sabiendo eso, el mismo martes todos los integrantes de la comisión directiva auriazul se mantuvieron al margen del tema y sin hacer declaraciones. La contestación llegó a partir del comunicado, en el que se hace hincapié básicamente en la gran cantidad de socios que tiene el club y a partir de allí la imposibilidad de "brindar espacio para el público del equipo contrario. Independientemente de cuál sea el rival de turno".

El secretario Rodolfo Di Pollina advirtió ayer que la nota enviada por Newell's había tomado a los dirigentes canallas "por sorpresa", especialmente porque la misma no contaba con la firma de ningún directivo rojinegro. En ese sentido desde el Parque habían advertido que la decisión de solicitar entradas para cada partido que Newell's juegue en condición de visitante fue tomada por unanimidad en reunión de comisión directiva, por lo que no le dieron entidad a que el presidente Eduardo Bermúdez no estaba al tanto de la misiva, según había trascendido.

No todos lo dicen abiertamente, pero lo que molestó en Central es que esa carta haya llegado directamente al club (primero apareció en algunos medios de comunicación), sin una consulta previa a la dirigencia canalla, haciendo gala de la muy buena relación que existe entre ambas dirigencias.

La misma solicitud había sido enviada a Pullaro, a quien también tomó por sorpresa. De igual forma, gente de su entorno le confió el mismo martes a Ovación que si los clubes lograban ponerse de acuerdo, desde la cartera de seguridad estaban dispuestos a armar el operativo acorde. Igual, vale recordar que los clásicos por Copa Santa Fe, que fueron afrontados por los equipos de reserva, también se jugaron sólo con público local.

De Newell's esperaban una contestación de ese tenor. Más teniendo en cuenta que Central, al igual que Newell's fue uno de los cuatro clubes (los otros dos son Boca y River) que sentaron postura en la AFA antes del inicio del torneo aduciendo que podían aceptar la invitación de cualquier club para llevar hinchas, pero que a ellos les era imposible actuar de la misma forma porque tienen su capacidad colmada.

Lo cierto es que la respuesta por parte de Central fue negativa. El clásico será el de siempre, al menos como en los últimos años. En 10 días habrá sólo hinchas canallas en el Gigante. Lo mismo ocurrirá el próximo año, pero con otros colores en el Coloso.

Comentarios