La ciudad
Jueves 23 de Junio de 2016

Pese a las objeciones, avanza la cochera subterránea

Más allá de las objeciones que continúan planteando ediles justicialistas en el Concejo Municipal —incluso con una presentación en la Justicia— y el planteo técnico hecho semanas atrás desde la Comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos, la Municipalidad avanzará hoy con la licitación de más de 200 plazas de cocheras subterráneas bajos los terrenos del Distrito Centro y la estación ferroviaria Rosario Central.

Más allá de las objeciones que continúan planteando ediles justicialistas en el Concejo Municipal —incluso con una presentación en la Justicia— y el planteo técnico hecho semanas atrás desde la Comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos, la Municipalidad avanzará hoy con la licitación de más de 200 plazas de cocheras subterráneas bajos los terrenos del Distrito Centro y la estación ferroviaria Rosario Central.

A mediana mañana, se vence el plazo para que los interesados hagan la presentación oficial de sus ofertas, que se harán públicas al mediodía.

El proyecto del municipio prevé la ejecución de 250 cocheras soterradas para autos, además de motos y bicicletas, y la explotación de ese servicio por 25 años bajo una inversión estimada de 40 millones de pesos y un plazo de obra de 18 meses.

Si bien la iniciativa fue impulsada desde el Ejecutivo Municipal, tuvo que postergarse en dos oportunidades por no haber oferentes, aunque en la segunda oportunidad la fecha se postergó justamente a pedido de uno de los interesados. Hoy la licitación volverá a reactivarse cuando se conozca si finalmente hay quien esté dispuesto a llevar adelante la inversión y concretar la obra.

La principal objeción al proyecto tiene que ver con la preservación de la infraestructura ferroviaria de la Estación Rosario Central, que está justamente por encima del terreno.

Las entidades que impulsan la reactivación del sistema ferroviario, como la Asociación Amigos del Tren, fueron de las primeras en plantear la necesidad de no avanzar sobre las cuatro vías férreas, un planteo que además el concejal justicialista Eduardo Toniolli no sólo tradujo en un pedido de informe, sino que además llevó a la Justicia Federal, que aún debe expedirse.

Los últimos en señalar la necesidad de "modificar" el proyecto para conservar el material ferroviario en su totalidad fueron los integrantes de la Comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos de Rosario.

Así y todo, el secretario de Planeamiento de la Municipalidad, Pablo Abalos, salió al cruce planteando que "es falso que la construcción de las cocheras afecte una futura reactivación del tránsito ferroviario".

El funcionario confirmó que el proyecto de parking avanzará. Habrá que ver hoy hay empresarios interesados en llevar adelante el emprendimiento.

Comentarios