Adrián Suar
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Pese a la playa y al mar, lo seductor es ir a ver películas

El viento del mar golpea en la cara y el banner rojo del 31º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata comienza a copar las miradas de todos.

El viento del mar golpea en la cara y el banner rojo del 31º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata comienza a copar las miradas de todos.

Por diez días el único festival clase A de Latinoamérica será una ventana a las estéticas y culturas del mundo, y todo desde La Feliz. La rambla, ubicada sobre la histórica avenida Peralta Ramos, presentó una movida inusual para este noviembre soleado pero bastante frío.

El director francés Olivier Assayas llega con el plus de una charla abierta, pero también con su nueva película, "Personal Schooper", que viene de participar en la competencia por la Palma de Oro en el festival de Cannes, y en la que vuelve a trabajar con la versátil Kristen Stewart.

"Hace veinte años que preparamos la misma estructura y me seguís preguntando cómo se hace", lo retaba un compañero a otro a primera hora de la mañana de ayer, mientras la plataforma tubular iba tomando forma para la imponente ceremonia de bienvenida, con alfombra roja incluida, que contará con "Neruda", de Pablo Larraín como filme de apertura en el Auditorium.

Se esperan muchas caras famosas, más allá de las internacionales, entre las que también se destaca Vittorio Storaro, director de fotografía ganador de un Oscar por trabajar junto a Francis Ford Coppola, en "Apocalipsis Now", que también se exhibirá aquí en versión extendida.

El ciclo de Cine en la Playa, al aire libre y con entrada gratuita, promete la presencia de Adrián Suar, en la previa de "Me casé con un boludo" y de Leonardo Sbarablia en el filme "Al final del túnel", del rosarino Rodrigo Grande. Las entradas accesibles, a sólo 30 pesos, el cine de género, desde terror hasta noir pasando por cine asiático, y en formato VHS y súper ocho, que tendrá al local Mario Piazza en un homenaje especial, son algunos puntos atractivos de este encuentro que cada año concita la atención de todo el mundo cinéfilo. Con más de 300 películas, con ofertas de nuevos autores, más presentaciones de libros y actividades especiales, el festival internacional de cine de Mar del Plata va por más. Y pese al buen clima, la playa y el solcito frente al mar, lo más seductor sigue siendo ir a ver buen cine.

Comentarios